Tag Archives: Semmelweis

Reflexiones breves (XV): Honor a un padre de la humanidad: Semmelweis

16 Ago

Un muy inteligente y generoso amigo tuvo la gentileza de regalarme dos estupendos libros de un autor al que, en mi enciclopédica ignorancia, desconocía. Estos libros son Semmelweis, ensayo novelado sobre la biografía de este gran padre de la humanidad, y Viaje al fin de la noche, su novela más famosa al decir de la crítica autorizada.

Dicho autor es Louis-Ferdinand Céline. Por lo que pude leer en ambas obras es un estupendo prosista y un muy apasionado y mordaz pensador. Con un ritmo turbulento, parece que gustaba de vivir siempre contra corriente, sin renunciar a una expresividad extrema, donde de la forma más vitriólica mostraba el lado más esperpéntico y cínico de las personas y de la vida. Su libertad a la hora de desnudar su pensamiento hasta extremos inconvenientes le llevó a ser rechazado en muchas ocasiones, incluso después de muerto. Muy recientemente, en 2011, el gobierno francés fue forzado a cancelar el homenaje que le pretendía rendir, por la fuerte presión de diversos grupos sociales ante sus opiniones antisemitas, a pesar de ser el autor más traducido y más popular, tras Marcel Proust, de la literatura francesa del siglo XX.

400px-L.-F._Céline_c_Meurisse_1932

Los múltiples avatares de su azarosa vida le condujeron por muy variopintos derroteros, incluido el de estudiar medicina bajo la influencia del Dr. Athanase Follet, con cuya hija llegó a casarse, o el de integrarse en la Sociedad de Naciones como experto en cuestiones de higiene, lo que le permitió realizar innumerables viajes a América y Africa.

Tal vez por este motivo, tal vez por otros, quien lo sabe?, en 1936, cuando ya tenía abundante y polémica obra publicada, y se le podía considerar un autor con notoriedad, publica su apasionante y apasionado ensayo sobre la biografía del gran médico húngaro Ignác Semmelweis.

Ignác Semmelweis

Ignác Semmelweis

Podría decirse que Semmelwis y Céline constituían uno de esos episodios de Vidas Paralelas que con tanto éxito Plutarco convertiría en un clásico universal. Ambos defendieron con ardor las ideas de las que estaban convencidos, aún cuando tuvieran que ir en contra no ya de la moral imperante sino incluso del orden y del poder establecidos, llevándoles tal lucha, más en el caso del primero, hasta los aledaños del desequilibrio mental, y en ambos casos a la marginación y a la muerte en la pobreza y el desprecio social, para que posteriormente, cuando ya era demasiado tarde para ellos, fueran reconocidos sus méritos y su grandeza profesional.

Semmelwis llevado de su vocación médica, es decir de su preocupación desinteresada por el bienestar de sus semejantes, supo ver la causa y la solución de una situación trágica que convertida en una auténtica plaga, segaba miles de vidas humanas, sobre todo, y como siempre, entre las mujeres más desfavorecidas, la fiebre puerperal, e implícitamente la vía de transmisión de las infecciones por contacto directo. Pero como la aplicación de la solución por él sugerida atentaba contra el orden establecido en la profesión y los modos de acción de los ostentadores del poder en la misma, que lo consideraba un ataque a su profesionalidad, lo que posteriormente sería admitido como evidencia fue negado, atribuyéndolo al desvarío de un delirante.

Ignaz_Semmelweis_1861_Etiology_front_page

Rechazado y vituperado por todos, moriría internado en un sanatorio mental y prácticamente olvidado. Sin embargo, en la actualidad la medida por él propuesta, el lavado de manos, se repite cientos de miles de veces cada día en todos los quirófanos y dispensarios médicos del mundo, y la profesión que le negó, lo ensalza por la agudeza de su visión clínica, una universidad húngara lleva su nombre, una estatua suya se erige a la entrada del mismo Hospital General de Viena de donde fue expulsado, y la UNESCO celebra el 150 aniversario de su muerte, que se cumplió hace unos días (los autores no se ponen de acuerdo en la fecha concreta).

semmelweis estatue

Como quiera que sea, aprovechemos para rendir un merecido homenaje de reconocimiento y gratitud a tan extraordinario personaje, y para reflexionar y agradecer el sacrificio de tantas y tantas víctimas anónimas como Semmelweis de la ignorancia y prepotencia.

Para finalizar, dado que como alguien dijo lo que gratis se recibe, gratis se debe regalar, a continuación dejo a mis pacientes lectores el enlace a la mencionada biografía, en la seguridad de que su lectura les ha de producir gran satisfacción y le sabrán sacar mucho más provecho del que estas torpes líneas puedan reflejar, junto con la invitación a profundizar y deleitarse en la prosa de Céline.

IMG_0241