Tag Archives: Publio Lorenzana

Gratitud (I)

19 Dic

Hace no muchas fechas compartía en este trocito de ciberespacio mis impresiones sobre uno de los libros de narrativa más interesantes que había leído últimamente, Luna Invasora y otros cuentos.

Ahora el autor, mi buen amigo Publio Lorenzana , excelente escritor, como cualquiera que lea el libro podrá testimoniar, y mejor persona, y su editora, a quien no tengo el placer de conocer, han tenido la gentileza de hacerme formar parte de la campaña promocional navideña del libro con una de esas citadas impresiones.

f889762f-35af-4c9d-b497-e46fe2fd02a8

Gentileza que sin duda agradezco, pero que me ruboriza al extremo, dados mis compañeros de cartel. Un inexperto y principiante novillero al lado de dos grandes espadas ya consagrados.

Luis Mateo Díez, uno de mis ídolos literarios, es Académico de número de la Española, doctor honoris causa por la Universidad de León y Premio Nacional de la Letras Españolas, entre otra multitud de merecidísimos premios y reconocimientos. Así pues, que puntos de similitud puedo tener con este maestro de las letras?. Lo único, quizá, que ambos somos funcionarios jubilados de la Administración Local, él en el Ayuntamiento de Madrid y yo en el de Oviedo, y que su reino de Celama fue siempre mi referente de ese territorio imaginario que a fuer del confinamiento pandémico me llevó hasta Pola Seca.

Antonio Pelayo no tengo el honor de conocerlo (todavía!), pero de su curriculum se desprende la grandeza de sus conocimientos y sabiduría (que no siempre es lo mismo), y además siendo amigo de Publio está garantizada su bonhomía.

En definitiva, tres maestros que me honran al poder compartir su espacio y de los que procuraré seguir aprendiendo el arte de poder agradecer a la existencia la posibilidad de vivirla regalando, en el caso de ellos, belleza y motivos de reflexión.

Del libro, por favor, por favor, no se lo pierdan. Se arrepentirían. Excelente regalo de Navidad, con el que además colaborarán con Cáritas.

Ex libros (VIII): Un placer

22 Nov

IMG_1581-4

Los que la amamos sabemos que la literatura, y en concreto la lectura, puede darnos placeres sin fin. No solo podemos escoger el género (poesía, novela, ensayo…), e incluso la temática, y además  adquirir nuevos conocimientos sino que incluso podemos disfrutar ante la estética de la obra bien escrita y estructurada.

En el caso que comentamos, el autor, Publio Lorenzana, es persona discreta, inteligente, sensible y comprometida con su prójimo, y todo esto se refleja en su publicación, LUNA INVASORA y otros cuentos.

Si no me equivoco, esta es su primera obra en prosa, pues Publio proviene del campo de la poesía, donde tiene una amplía e importante experiencias, aunque yo no conozco ninguna de sus publicaciones en este género, que por cierto no sé si las tiene. En cualquier caso tal experiencia se evidencia en el ritmo de los relatos, que en ocasiones alcanza modos musicales y es condición fundamental en la buena poesía.

Dice Laura Castro en el Prólogo :  …cada pieza de esta antología es una muestra de la devoción por el trabajo bien hecho…,  lo que suscribo plenamente. Como antes decía, el ritmo, cada palabra, escogida cuidadosamente, ensamblada en frases elegantes, sobre todo para los que nos gustan y añoramos las oraciones subordinadas, las descripciones que nos muestran vívidamente los paisajes, no solo los exteriores, sino también los sicológicos de los personajes. Todo ello hecho con la minuciosidad de un orfebre convierten a esta obra en una gran fachada plateresca que nos permite recrearnos tanto en la armonía de su totalidad como en la belleza de los pequeños detalles.

Y al fondo la casa, siempre la casa, de suelos sólidos con formidables y consistentes nudos. La casa que sirve de acogida, refugio y levadura para la unión.

Me refería también antes en su actitud vital, siempre comprometida y generosa con el débil, con el aparente perdedor, siempre dispuesto a la ayuda, a la comprensión y a la mano tendida. Así lo hace con todos sus personajes. Y con la misma obra, cuyos beneficios van directamente a Cáritas.

Sentí auténtico placer con la lectura de esta obra, tanto por sus contenidos como en sus formas, y por eso el regalo para mis pacientes lectores es hacérselo saber, para que también puedan disfrutar con ella.

Solo les pido un favor, cómprenla en la pequeña librería de su barrio. Gracias

IMG_3469