Tag Archives: caja de madera

La nevera de madera: Ya es mañana en Brasil, …¿y aquí?

3 Dic

DSC02208

Una entrañable cuñada tuvo la idea de regalarme una bonita caja de madera, cuidadosamente elaborada y decorada por ella misma con imágenes que recordando mi pasado y personas muy queridas en mi vida, parecían congelar el tiempo.

Es por ello que decidí utilizarla para almacenar páginas de periódico que incluían alguna noticia que, por una u otra razón, llamaban mi atención, y dejar pasar el tiempo para ver con que perspectiva las contemplaba después.

Utilizaba, pues, este querido regalo a modo de nevera, de ahí la primera parte del título.

Pasado un tiempo que consideré prudencial, pensé llegado el momento de empezar a sacar los citados recortes periodísticos, comenzando obviamente por los que ocupaban el fondo de la caja.

DSC02285

Y así es como extraje una página del diario El País, de fecha 19 de junio de 2008 (si pasó poco o mucho tiempo júzguelo el paciente lector), en la que un tal Michael Reid, editor, al menos entonces, de la sección de Las Américas de The Economist, firmaba un artículo titulado “Ya es mañana en Brasil”.

Por aquellas fechas los españoles comenzábamos a padecer los aspectos más amargos de esta maldita crisis provocada por la ambición de los especuladores sin escrúpulos y otros paniagüados cómplices.

Los dos diarios de mayor tirada anunciaban en sus portadas: La trama corrupta de Estepona daba dinero de una caja b al Psoe local;Zapatero promete que no hará reformas laborales sin consenso, en un caso, y Rajoy elige a De Cospedal nueva secretaria general del PP; El precio del suelo en España desciende un 7,7 % en los doce últimos meses.

Todavía faltaba un mes para que Zapatero pronunciase por primera vez la palabra crisis,  e incluso todavía un año después la vice-presidenta Salgado auguraba para la semana siguiente la aparición de los primeros brotes verdes. Ojo clínico, llamarían algunos a esta visión. Por cierto en la actualidad la tal señora es consejera de una empresa eléctrica filial de Endesa, mira tú por donde.

Pues bien, cuando todas estas calamidades se establecían sobre los sufridos españoles, y aún no nos han abandonado, por más que los actuales mandatarios empleen una retórica similar para reivindicar nuevamente los famosos brotes verdes, un país como Brasil estaba ya desarrollando un futuro que, al decir de los analistas internacionales, parece que les llevará a ser junto con Rusia, China y la India, uno de los países que dominarán la economía internacional en 2030.

DSC02327

¿Podremos aprender algo provechoso de su ejemplo?. ¿O nos limitaremos, como siempre a lo largo de la historia, a creernos un país escogido, superior, portador de valores eternos y que inventen ellos, y a copiar únicamente los errores?.

¿Y qué pasa con la aludida visión en perspectiva?. Pues que cinco años después nosotros continuamos instaurados en la crisis, con un paro que no cesa, con una brecha de desigualdad que va en aumento, y bajo la expectante mirada de Bruselas que parece dispuesta a exigir más reformas, mientras que Brasil, aún teniendo que bregar con la situación internacional, continúa en una discreta senda de crecimiento.

¿Tendrá esto algo que ver con que el modelo que se persigue implantar?. ¿Será que el modelo neoliberal de la ganancia por la ganancia, despreciando a las personas, fue precisamente el que generó la crisis, demostrando por tanto estar agotado, y que cifrar el objetivo en una más equilibrada redistribución de las circunstancias sociales parece una salida más estimulante?

¿Influirá también la actitud de los dirigentes?. Cuando en el verano del 2013 el pueblo se lanza a la calle a protestar por las subidas de los precios de los transportes públicos, Dilma Rousseff rápidamente se reúne a dialogar directamente con los representantes de los movimientos populares, y se desactivan las movilizaciones. En nuestro país, por el contrario, ante el continuo descontento que se proyecta en las calles, nadie dialoga, los dirigentes se encastillan en sus posiciones y aprueban un anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que claramente nos trae un evidente tufo represor que creíamos felizmente olvidado, pretendiendo amordazar todo intento de expresión disidente.

DSC02572

Por otra parte, no es necesario leer muy entre líneas para comprobar que quienes realmente mueven los hilos de la situación, como nos recuerda aquella inolvidable película titulada Desde el jardín, ya han puesto a trabajara a sus lobbies y a  funcionar la máquina de (de)formar opinión, siguiendo aquel retorcido principio goebbeliano de que una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad.

Así, un día tras otro nos repiten que se empiezan a vislumbrar signos que hacen presagiar la mejoría. ¿Para donde miran?. ¿Para las macrocifras?. No olvidemos que la mejoría de estas no necesariamente entraña la mejoría de las personas. En un determinado momento reciente dos potencias emergentes como India y Brasil coincidían en crecimientos de su PIB que generaban la envidia del resto de países, alcanzando niveles entre el 7 y el 8 %, y sin embargo mientras que en Brasil se observaba una tendencia a la disminución de los índices de desigualdad, en la India estos índices seguían aumentando.

Y es que es evidente que no necesariamente coinciden el aumento absoluto de las riquezas con el bienestar de las personas. ¿Recuerdan algunos de mis más provectos y pacientes lectores que antaño había un concepto denominado justa redistribución, hoy completamente en desuso?.

En todo caso, si ha cifras se remiten los goebbelistos antes citados, no olvidemos que España es el país con mayor índice de desigualdad de la eurozona (aquí la fuente: http://epp.eurostat.ec.europa.eu), y lo malo es que la tendencia del índice es de crecimiento.

No sé si en Brasil hoy ya será mañana, pero lo que es evidente que aquí es ayer, y parece que algunos incluso están empeñados en que sea antes de ayer.

DSC02587