Archivo | Opinión RSS feed for this section

Jesusito de mi vida…

25 Dic

1557e3a3-6524-4894-87a1-2c4502418e35

En estas fechas navideñas, entre otros motivos de reflexión, solemos rememorar los recuerdos de nuestra infancia, y por ello me acordaba de esa tierna oración que nuestras madres nos solían enseñar y que cada día nos preguntaban si la habíamos recitado, junto con si habíamos lavado las manos y los dientes, antes del beso con el que nos deseaban buenas noches.

Pues bien, hoy celebramos el nacimiento del Niño Jesús. Hoy han nacido muchos Niños Jesús.

El palestino lo ha hecho en un campo de refugiados, en un suelo polvoriento, rodeado de alambre de espinos, sin agua potables, sin luz y con mucha escasez de alimentos y medicinas, porque los procónsules del imperio impiden su llegada.

images|cms-image-000007862

El sirio lo ha hecho entre cascotes y ruinas, con el terror por el estruendo de los bombardeos y la destrucción.

El africano, en medio del frío de la noche, nunca llegará a saber quien es su padre, pues su madre fue violada en múltiples ocasiones en los tres años que hace que salió de su país, intentando llegar a Libia para ver si puede correr el riesgo (ella cree que es una suerte) de embarcar en una patera, para abordar un futuro incierto y lleno de calamidades.

Otro lo hará en el campo de Moria, entre fango, nieve y hambre, y otro lo hará en una pequeña embarcación junto con tres docenas de personas, en medio del Mediterráneo (el mayor cementerio del mundo), sin nada que comer ni beber, a pesar de estar rodeados de agua. Quizás su cadáver acabe también en el fondo del mar.

65103518_10218095636369899_8016483976115912704_n

El salvadoreño nacerá en una habitación fría, húmeda, inhóspita, de paredes desnudas, en otro campo fronterizo, y será separado de su madre, porque un animal ignorante de pelo azafranado (de que color lo tendría Herodes?)  cree  que un recién nacido puede ser una amenaza superior a la energía atómica.

Todos ello tendrán por único calor el contacto con la piel de su madre, calor que será poco dada su desnutrición y el temblor por el pavor de su situación.

Ninguno de estos Niños Jesús recibirá la visita de los Magos, pues están retenidos por los guardianes del bien en alguna frontera, sin que el barco donde vienen con sus camellos y sus presentes para el Niño no pueda arribar a puerto seguro, no sea que invadan el país y sean el comienzo de todas las catástrofes.

fotonoticia_20190503143536_640

Mientras tanto, los sumos sacerdotes se revestirán de lujosas y extrañas vestiduras,  entonarán cantos y pronunciarán discursos vacíos, al tiempo que incensarán una piedra, instándonos a ser temerosos de los dioses, so pena de horribles castigos eternos. También serán minuciosos en el bloqueo fronterizo para la llegada de los Magos y en ocultar la estrella tras nubes de combustión de hidrocarburos, eso sí, cobrando las tasas pertinentes.

Cuantos de estos Niños llegarán a los 33 años?. Si no mueren de hambre o diarrea, muchos morirán en la guerra como niños-soldado, otros víctimas de sustancias que bien pensantes encorralados distribuyen para su mayor beneficio. Pero eso sí, no es nada personal, es business. Cuantos de estos Niños tendrán una infancia feliz, y no serán víctimas de abusos por parte de personajes revestidos o no de lujosas y extrañas vestiduras?.

75233729_10219261880525274_2908768710044942336_n

Mi Niño Jesús, que por cierto es niña, nació en un cálido hospital, atendida junto con su madre por los mejores profesionales posibles y por la tecnología de última generación, y la esperaba un hogar confortable y acogedor, con todas sus necesidades cubiertas, y con unos felices padres que le darán todo el cariño del mundo.

Le deseo que el Padre Dios la conserve y la guíe y recordándole la existencia de sus otros hermanos, le dé la inspiración suficiente para que, en la medida de sus fuerzas, ponga su granito de arena que haga posible un mundo mejor.

Es mi Esperanza. Feliz Navidad.

nic3b1o-pobre-feliz