Archivo | bueño RSS feed for this section

Parada discrecional: Bueño

10 Jul

A escasos nueve kilómetros del centro de la ciudad de Oviedo, en el vecino concejo de Ribera de Arriba, a los pies de la central térmica de Soto de Ribera (¡Ay, el carbón, cuanto daría para hablar! pero ese es otro tema) encontramos la hermosa localidad de Bueño.

Famoso por su paseo de los hórreos, exhibe posiblemente la mayor concentración de estos singulares elementos etnográficos y de sus compañeras las paneras. Unos cuarenta y siete se pueden contabilizar, así como una instalación museística al respecto, el Centro de Interpretación del Hórreo.

IMG_3190

Pero son más los aspectos destacables de este bello pueblo. En lo arquitectónico están la capilla de San Juan de Mata, pequeña construcción de estilo popular datada en 1752, la Escuela de Niños Graciano Sela, construida en 1928 y que en la actualidad es Casa de Cultura, y el Palacio de los Prieto, casona del siglo XVIII, ligada a la familia del filántropo Carlos Prieto, familia por cierto de muy amplias connotaciones musicales, y hoy de propiedad municipal.

IMG_3187

Además este idílico lugar, pleno de tranquilidad, de amplias y muy llanas praderías, donde se respira sosiego, con una población que no sobrepasa los ciento cincuenta habitantes, es admirable por su destacada actividad cultural. Una activísima Asociación Cultural de Bueño organiza regularmente un ciclo internacional de jazz al aire libre, un concurso de Pintura al Aire Libre, así como otras exposiciones, ciclo de Cine al Aire Libre, Noche de fado y poesía, ciclos de conferencias, excursiones y otras muy variadas actividades.

Por todo lo anterior fue más que justa la concesión en 2012 del premio Pueblo Ejemplar de Asturias, otorgado por la Fundación Princesa de Asturias.

También por todo ello consideramos más que recomendable una visita a este idílico lugar. Pasear por sus caminos regala sosiego.

IMG_3185

Y como los asturianos no entendemos ninguna actividad cultural o turística que no tenga su correlato gastronómico, es de mención el restaurante El balcón de Bueño. Instalado en una casona que se integra perfectamente en el entorno, con una preciosa decoración interior en sus dos pisos, en el inferior reproduce también el ambiente de bar-tienda que tan popular fue en los pueblos asturianos. La cocina es de una gran calidad, que podíamos denominar clásica con toques de creación, y siempre con gran delicadeza en la presentación de los platos, decorados con flores. El trato es de una amabilidad y detalle francamente encomiables.

Con todas estas razones, ¿quien no se va a animar a visitar Bueño? Seguro que me agradecerán el consejo.