Archivo | marzo, 2022

Un mes, un libro (3): Emocionarte

30 Mar

IMG_2752

El arte como expresión de las esferas sensibles y cognitivas del ser humano parece ser algo intrínseco al mismo, no en vano se manifiesta ya en sociedades pretécnicas y cabe reconocer al Homo neanderthalensis las primeras manifestaciones artísticas, que proceden al menos de hace unos 65 000 años, tal como se constata por los restos hallados en las cuevas de Maltravieso (Cáceres), Ardales (Málaga) y La Pasiega (Cantabria).

Aunque es difícil saber a ciencia cierta cuales eran los significados  de tales manifestaciones, los historiadores parecen acordar que giraban en torno a mundos funerarios mitológicos o religiosos. Como quiera que fuera, muchas evoluciones han sufrido las manifestaciones artísticas y sus estilos hasta llegar a nuestros días, adquiriendo intencionalidades religiosas, publicitarias del poder, sociales o incluso reivindicaciones ideológicas o conceptuales, hasta el punto de que en el ámbito del denominado arte contemporáneo algunas personas llegan a negar la diferencia entre arte y tomadura de pelo y algunos artistas la utilidad del mismo, polémica que se tornará eterna y de imposible solución.

Como quiera que esto sea también hay muchísimas personas, entre ellas el autor del libro que aquí señalamos que en el prólogo del mismo manifiesta entender el arte como refugio que nos pone a salvo del ruido exterior, de la sinrazón y de la barbarie. Qué adecuado para los inciertos tiempos que vivimos!.

Carlos del Amor es un popular periodista especializado en el ámbito cultural y artístico donde ha obtenido varios premios y un unánime reconocimiento, y con incursiones también en el mundo literario. Ambos aspectos se funden en este libro que con todo merecimiento ha obtenido el Premio Espasa 2020.

Con una prosa fluida, cálida y poética nos hace disfrutar tanto de ella como de las treinta y cinco obras comentadas, y con su extensa erudición y una detallada bibliografía nos invitar a tratar de profundizar en las mismas multiplicando así las razones para el goce estético que nos pueden proporcionar.

Me alegro mucho de haber leído este libro, y mi recomendación se convierte en un signo de amistad.