Archivo | diciembre, 2019

Jesusito de mi vida…

25 Dic

1557e3a3-6524-4894-87a1-2c4502418e35

En estas fechas navideñas, entre otros motivos de reflexión, solemos rememorar los recuerdos de nuestra infancia, y por ello me acordaba de esa tierna oración que nuestras madres nos solían enseñar y que cada día nos preguntaban si la habíamos recitado, junto con si habíamos lavado las manos y los dientes, antes del beso con el que nos deseaban buenas noches.

Pues bien, hoy celebramos el nacimiento del Niño Jesús. Hoy han nacido muchos Niños Jesús.

El palestino lo ha hecho en un campo de refugiados, en un suelo polvoriento, rodeado de alambre de espinos, sin agua potables, sin luz y con mucha escasez de alimentos y medicinas, porque los procónsules del imperio impiden su llegada.

images|cms-image-000007862

El sirio lo ha hecho entre cascotes y ruinas, con el terror por el estruendo de los bombardeos y la destrucción.

El africano, en medio del frío de la noche, nunca llegará a saber quien es su padre, pues su madre fue violada en múltiples ocasiones en los tres años que hace que salió de su país, intentando llegar a Libia para ver si puede correr el riesgo (ella cree que es una suerte) de embarcar en una patera, para abordar un futuro incierto y lleno de calamidades.

Otro lo hará en el campo de Moria, entre fango, nieve y hambre, y otro lo hará en una pequeña embarcación junto con tres docenas de personas, en medio del Mediterráneo (el mayor cementerio del mundo), sin nada que comer ni beber, a pesar de estar rodeados de agua. Quizás su cadáver acabe también en el fondo del mar.

65103518_10218095636369899_8016483976115912704_n

El salvadoreño nacerá en una habitación fría, húmeda, inhóspita, de paredes desnudas, en otro campo fronterizo, y será separado de su madre, porque un animal ignorante de pelo azafranado (de que color lo tendría Herodes?)  cree  que un recién nacido puede ser una amenaza superior a la energía atómica.

Todos ello tendrán por único calor el contacto con la piel de su madre, calor que será poco dada su desnutrición y el temblor por el pavor de su situación.

Ninguno de estos Niños Jesús recibirá la visita de los Magos, pues están retenidos por los guardianes del bien en alguna frontera, sin que el barco donde vienen con sus camellos y sus presentes para el Niño no pueda arribar a puerto seguro, no sea que invadan el país y sean el comienzo de todas las catástrofes.

fotonoticia_20190503143536_640

Mientras tanto, los sumos sacerdotes se revestirán de lujosas y extrañas vestiduras,  entonarán cantos y pronunciarán discursos vacíos, al tiempo que incensarán una piedra, instándonos a ser temerosos de los dioses, so pena de horribles castigos eternos. También serán minuciosos en el bloqueo fronterizo para la llegada de los Magos y en ocultar la estrella tras nubes de combustión de hidrocarburos, eso sí, cobrando las tasas pertinentes.

Cuantos de estos Niños llegarán a los 33 años?. Si no mueren de hambre o diarrea, muchos morirán en la guerra como niños-soldado, otros víctimas de sustancias que bien pensantes encorralados distribuyen para su mayor beneficio. Pero eso sí, no es nada personal, es business. Cuantos de estos Niños tendrán una infancia feliz, y no serán víctimas de abusos por parte de personajes revestidos o no de lujosas y extrañas vestiduras?.

75233729_10219261880525274_2908768710044942336_n

Mi Niño Jesús, que por cierto es niña, nació en un cálido hospital, atendida junto con su madre por los mejores profesionales posibles y por la tecnología de última generación, y la esperaba un hogar confortable y acogedor, con todas sus necesidades cubiertas, y con unos felices padres que le darán todo el cariño del mundo.

Le deseo que el Padre Dios la conserve y la guíe y recordándole la existencia de sus otros hermanos, le dé la inspiración suficiente para que, en la medida de sus fuerzas, ponga su granito de arena que haga posible un mundo mejor.

Es mi Esperanza. Feliz Navidad.

nic3b1o-pobre-feliz

These seats are made for resting

23 Dic

El título remeda el de una famosa canción de Nancy Sinatra, allá por mis años mozos (ya llovió!!!).

IMG_1178

Pero no es de música de lo que quiero hablar hoy, si no, posicionarme ante una polémica surgida en mi ciudad. El asunto: el intento de retirada por parte de la actual corporación municipal de unos bancos pintados con los colores arcoíris de la bandera LGTBI, instalados por la corporación anterior para dar visibilidad al citado colectivo.

La existencia desde el principio de la historia de una gran variedad de expresiones de la sexualidad humana es una evidencia cuya negación nos convertiría en terraplanistas. Pueblos y personajes considerados el culmen de la cultura occidental practicaron la homosexualidad como parte de su expresión cultural más elevada, que se sepa ya desde el Primer Milenio a. C. Por otra parte, las evidencias científicas actuales no tienen ningún problema para poder afirmar que la homosexualidad es una manifestación normal y natural de la sexualidad humana y no es en sí misma una fuente de efectos psicológicos negativos.

400px-Antinous_Ecouen_Louvre_Ma1082_n3

Sin embargo, a partir de la Edad Media, y coincidiendo con los tiempos y escenarios geográficos donde era y es mayor el oscurantismo, estos grupos de personas fueron y son perseguidos, estigmatizados e incluso torturados, obligándolos a esconder también sus expresiones de amor, y haciéndoles pasar auténticos calvarios psicológicos y físicos, que en ocasiones dejan marcadas sus vidas.

Por eso no es de extrañar que a medida que las personas nos vamos convenciendo de que no solo es lícito sino también necesario luchar por conseguir espacios de tolerancia y libertad en todos los ámbitos de esta vida, estos colectivos también hayan decidido reivindicar dichos valores con orgullo, y celebrando a modo festivo los tristes disturbios de Stonewall de 1969, para enfrentarse así a la injusticia e inhumanidad con que fueron tratados, lo mismo que se hizo con el día de los trabajadores o con el día de la mujer.

Yendo al hecho que nos ocupa, a quien o quienes molesta la expresión de una idea, pacífica, callada, y de forma luminosa y a través de unos instrumentos que sirven para dar descanso al paseante fatigado o al que quiere disfrutar de un momento de sosiego?. Acaso tienen miedo a esa actitud?.

Sappho_and_Erinna_in_a_Garden_at_Mytilene

Un querido amigo y yo disentimos a este respecto. Él me dice que prefiere más los bancos azules, que es el color de nuestra ciudad, y transmite en sus redes la opinión de que por qué no dejar las cosas como estuvieron siempre. Me encanta el intercambio de ideas con él, pues lo hacemos desde el cariño y respeto mutuos. En cualquier caso he de decir que, desde que existe el mobiliario urbano en nuestra ciudad, nunca los bancos ni las sillas fueron azules, y que además si siempre hubiésemos dejado las cosas como estaban, es posible que aún no hubiéramos llegado al neolítico.

Nuestra ciudad, la de mi amigo y la mía, y la de otros 200.000 convecinos, ostenta en su escudo el lema de Muy noble – Muy leal – Benemérita – Invicta – Heroica – Buena. Es también una ciudad culta, agradable, muy peatonalizada, con lo que permite pasear y encontrar a los amigos, con los que charlas apaciblemente. Es una ciudad con un tamaño del que podríamos decir que anima a un ambiente muy humano. Pues bien, además yo quiero que también tenga el título de Muy tolerante. Y posiblemente lo sea ya, y si no, véase la sabrosa tradición del Desarme.

Hay aspectos de la estética LGTBI que no me gustan, como estoy seguro que a ellos no le gustan muchos aspectos de mi estética. Es posible que consideren anacrónica mi costumbre de usar diariamente corbata. También hay aspectos de la estética heterosexual que no me gustan. Pero creo sinceramente que si tales estéticas las expresamos con respeto y evitando el animus iniurandi podemos enriquecernos mutuamente.

Samurai_kiss

En todo caso, no creo que sea un clamor absoluto el deseo de cambiar los famosos bancos, o al menos subjetivamente también se puede pensar que hay un clamor por mantenerlos. Por qué no opinamos todos?. Por mi parte, como bien dijo Stephen G. Tallentayren, estoy en desacuerdo con lo que dice (quienes abogan por la eliminación de los bancos), pero defenderé hasta la muerte su derecho a decirlo. Harán ellos lo mismo con mi opinión?.

Feliz Navidad!

7aa37f86-7dc3-4948-9e23-4e6e73fe4ce8

 

Ex libris (V): Rico en amigos

12 Dic

Si es cierto el dicho de que el que tiene un amigo tiene un tesoro, y yo lo creo a pies juntillas, entonces yo soy más rico que toda la familia Rothschild junta.

Y lo soy por partida doble, por el ingente número de ellos (mis amigos) y por la altísima calidad humana de los mismos.

Un grupo de los citados nos reunimos semanalmente en una tertulia denominada Viva D. José, en la cafetería Oxford, sita en la calle San Francisco, y cuyo acto fundacional se pierde ya en la noche de los tiempos. Es una tertulia en la que rendimos culto a la amistad, honramos a la libertad de expresión y al disentimiento vehemente pero respetuoso.  Arreglamos el mundo con facilidad (la armonización territorial nos lleva escasamente diez minutos), todo con apasionamiento  y alto volumen, que se quedan a la puerta de la cafetería en el momento de la despedida, porque nos queremos mucho. Tan es así que aunque todos somos ya ancianos venerables, e incluso algunos estamos inmersos en una brillante decrepitud, no queremos descolgarnos de los avances tecnológicos, y, cual si fuésemos miembros de una AMPA cualquiera, tenemos un grupo de whatsapp en el que cada vez que algún miembro de la tertulia publica o expone algo, todos los demás lo felicitamos efusivamente con elogios sin límites.

Además en esta tertulia hay escritores, humoristas gráficos, pintores, fotógrafos, finos analistas políticos, exigentes críticos artísticos, musicólogos aficionados y todo tipo de diletantes que saben navegar entre la provocación, el respeto y el raciocinio.

poesía-eres-tú

Uno de los fundadores de la tertulia es José Manuel Vilabella Guardiola, contrastado erudito, escritor, gastrólogo (sic), grabador y coleccionista de todo tipo de cacharros inútiles, entre otras muchas habilidades. A su amplísimo curriculum pueden ustedes aproximarse a través de este enlace.

Vilabella podría haber sido un humanista en la Florencia renacentista, próximo a Bocaccio, un acomodado hacendado en la Cuba colonial, quizás contertulio de Morazán, un erudito diputado de la Asamblea Nacional de la Francia enciclopedista, compañero de bancada de Voltaire, o un dandy en la City londinense, por supuesto amigo de Oscar Wilde. Es decir, siempre heterodoxo, provocador y vehemente.

Pero no, Vilabella eligió ser un gallego, que con eso toda descripción está hecha, y habita  la patria del hedonismo y tiene por única bandera la amistad, compartiendo su erudición, ingenio y vehemencia con sus amigos, porque Vilabella es siempre generoso amigo de sus amigos y sobre todo un hombre bueno, en el sentido machadiano del término.

img_0350

Y así como es, así escribe. A borbotones, con vehemencia y un punto, o muchos puntos suspensivos, de provocación.

Pero ojo, amigo lector, Vilabella presume, y doy fe de que lo hace con toda razón, de que nunca miente,…excepto cuando escribe, que lo hace pero poco, solo alguna vez, adoptando personalidades múltiples, o literaturalizando (sic) algún sucedido, de modo que si no e vero e ben trovato. En esta reciente publicación a la que quiero referirme, Memorias de un gastrónomo incompetente, estoy seguro que, por la esencia misma de la obra, tales licencias poéticas están reducidas al mínimo.

41xu26PnX9L._SX350_BO1,204,203,200_

El libro es de muy fácil lectura, te atrapa desde la primera página, y la escritura fluye con gran facilidad. Está trufado (seguro que el gastrónomo prefiere este adjetivo a los de plagado, lleno u otros sinónimo), digo que está trufado de divertidas anécdotas, descripciones de personajes y datos de la evolución de las distintas épocas de la gastronomía  en España y de su bibliografía, aspecto este que el autor conoce muy bien por ser un hombre muy culto y un gran bibliófilo.

El estilo es, y no podía ser de otra manera, como el propio autor, muy provocador, y ecléctico. Se mezcla la autobiografía, la revisión histórica, lo periodístico y los relatos cortos, a modo de interpolaciones, lo que hace que el esquema y el ritmo sean muy heterodoxos, y por tanto las clásicas unidad de acción, tiempo y espacio salten por los aires, pero eso sí, con galanura e ingenio, coqueteando con la inteligencia del lector (recuerdan aquella revista que se llamaba La Codorniz?).

La cuidada composición  de Ediciones Trea, muy elegante en su sobriedad, se culmina con una cubierta ilustrada por una caricatura de Modesto Glez. Sanz, Nestor, también miembro de la tertulia, y del que otro día tenemos que hablar.

Como diría el autor, corran, vayan, compren el libro y léanlo. No se arrepentirán, se divertirán y aprenderán mucho de una parte no baladí de la historia social de nuestro país. Dulce et utile, dicen que dijo Horacio.

d4c280b1-473c-44f4-9aab-bb0c84c19dea

Con mi hija en el Campoamor (XII): De Rinaldo a Un ballo in maschera.

3 Dic

Aunque ya tuvimos nueva incursión en el mundo operístico con Un ballo in maschera, aún continúo disfrutando de los recuerdos del pasado Rinaldo.

No vamos a descubrir ahora la mucha y buena música de Handel. Y dentro de ella, la de Rinaldo, que aunque algunos críticos aseguren que la partitura fue escrita en dos semanas, y que utiliza hasta 15 números de otras ocasiones, es bellísima y contiene pasajes dignos de figurar en el top-ten de la música clásica. Recordemos aquí el Lascia Ch’io Pianga , que efectivamente ya había aparecido en uno de los oratorios de Handel, Il triunfo del templo e del dissingannoasí como en su Sarabande , popularizada por la película Barry Lyndon, sin que esto le quite calidad ni emoción.

Tampoco vamos a descubrir a nuestra Oviedo Filarmonía, orquesta que tras sus veinte años largos de trayectoria se ha ganado merecidamente una sólida reputación en el mundo sinfónico y lírico. En esta ocasión interpretó la transparente  música de Handel con gran brillantez. Por supuesto a ello contribuyó de forma definitoria la dirección de Aaron Zapico con su ya acreditada formación Forma Antiqva, uno de los máximos orgullos de la música de nuestra región, con proyección y reconocimiento internacional indiscutibles.

img_0342

A este propósito es obligatoria hacer una salvedad, aunque sea abriendo un paréntesis en las reflexiones sugeridas por Rinaldo. Aaron y sus hermanos, con su conjunto, constituyen uno de los grupos de élite en la música antigua a nivel internacional, y sin embargo en esta región tuvieron todo tipo de dificultades tanto a nivel interpretativo como a nivel residencial, obligándoles a tener que buscar su espacio fuera de su casa, con todo lo que eso significa, primero de injusticia manifiesta y segundo de pérdida de referencia del nombre de nuestra región más allá de nuestras fronteras.

Al respecto invito a los posibles interesados a que lean la serena y detallada entrada de Aaron el 19 de noviembre en su página de Facebook donde explica los detalles de tanta insensatez.

Siguiendo con Rinaldo, de los intérpretes vocales, dado que no soy un experto, no me atrevo a opinar para no caer también en la insensatez, y les remito a ustedes a comentarios más autorizados, aunque he de decir que en general me gustaron mucho.

Dicho todo lo anterior, manifestar que en esta ocasión el mayor atractivo de la función lo encontré en la dirección de escena llevaba a cabo por Kobie Van Rensburg

img_0244

Para Kasper Holten, director de Royal Opera House de Londres, la ópera es la obra de arte definitiva. Y sin embargo, en si misma no es tanto un arte como el encuentro de todas las demás formas artísticas, citando a continuación las artes visuales.

Al respecto, Robert Carsen señala que Handel emplea a menudo una estructura postshakespeariana en la que las escenas trágicas y cómicas se alternan,…, y las tramas suelen ser complejas y difíciles de situar. Eso puede derivar de un uso libre de la ironía en la puesta en escena…

El libreto de Giacomo Rossi, inspirado en la epopeya Gerusalemme liberatade Torcuato Tasso, puede tener un cierto sentido a finales del siglo XVI, fecha de su publicación, pero a día de hoy no tiene ni la más mínima credibilidad ni, por supuesto, el mínimo rigor histórico, y su andamiaje teatral se desmorona si se le pretende tomar en serio. Muchos críticos están de acuerdo en que este es con mucho el peor libreto con el que se las tuvo ver Handel.

Ante esta tesitura, Van Rensburg supo ver, y así lo manifiesta en el, como siempre cuidadísimo, programa de mano, que a día de hoy podría ser …un precursor de los cómics de superhéroes, de las películas de ciencia ficción y de los videojuegos…, coincidiendo con esa ironía escénica del autor a la que antes aludíamos.

Así, aprovechando las modernas tecnologías visuales, que para algo el mundo evoluciona, consigue que lo que podría haber sido un ladrillo infumable se haya convertido en, como denomina la fuente antes citada, …una de las propuestas más originales y libres…

7b6258fd-c9ce-448f-ba63-e260b1a9efa7

Todo lo contrario sucede en la producción de Un ballo in maschera. El libreto de Antonio Somma, basado en otro de Eugéne Scribe, no se sostiene no ya históricamente, que tampoco, sino tan siquiera melodramáticamente. Argumento tópico y más que previsible que no logra mantener el ritmo ni la atención, y que por supuesto no se justifica con los siempre citados problemas con la censura.

Por mucho éxito que haya tenido, y lo tuvo, en sus estrenos de Roma, Barcelona, Nueva York o el Reino Unido, y por muy de Verdi que sea (gustos que siempre hay que respetar), esta ópera no es Rigoletto, La Traviata, Don Carlo, Otello, Aida, Nabucco o Falstaff. Comenta Wikipedia que el incremento de representaciones en la época actual de Un ballo…comienza tras su representación en Copenhague en 1935. Acaso será porque Gustavo III, el rey asesinado era sueco?.

Pues sobre estos mimbres Fabio Ceresa añade las telas. Y que telas!. Sobrecargadas, ostentosas, fuera de tiempo y de espacio, todo ello en un escenario tópico, también sobrecargado de figurantes que van y vienen no se sabe muy bien a donde, con situaciones desconcertantes y fuera de contexto, como el fumadero de opio y sus sirvientas orientales. Y cuando por fin quiere poner una nota de humor y desenfado, como contraste a una presunta tragedia que por tópica y previsible no conmueve a nadie, pone al personaje de Oscar, por cierto interpretado por Inés Ballesteros con entusiasmo y acierto, a dar unos saltos y cabriolas que tampoco tienen mucha justificación. Oscar es un paje fiel, no un bufón. Menos mal que el Renato de Juan Jesús Rodríguez nos aportó profundidad y emoción.

En fin, excentricidades y provocaciones, no, pero naftalinas (sic) de antaño, por favor solo las inevitables.

img_7933

 

Algunas referencias:

  • Daniel Snowman: La ópera. Una historia social.- Ed. Siruela. El ojo del tiempo. Madrid (2012).
  • Catálogo  de la exposición Ópera. Pasión, poder y política. CaixaForum.- Barcelona (2019)