Archivo | junio, 2017

Un honor (I): Tineo

1 Jun

Tras muchas fechas de infidelidad al mismo y a mis (pocos o muchos) lectores, retomo estas líneas, y lo hago con una nueva sección, que titulo “Un honor” y en la que procuraré ir reflejando aquellas invitaciones o regalos que buenos amigos me van realizando, más por su generosidad que por objetividad.

Pues bien, en esta línea hoy he recibido el honor de haber sido invitado a formar parte del jurado de la I Edición los Premios Saludables de la Escuela Municipal de Salud del Ayuntamiento de Tineo (EMSAT).

La EMSAT  es, sin duda, el referente máximo a nivel regional en cuanto a actividades de promoción y educación para la salud en el ámbito municipal, y es también uno de los referentes nacionales, pues no en vano ha recibido este año, muy merecidamente, el premio nacional de la Estrategia NAOS, tras cuatro años consecutivos de conseguir sendos accesits. Sin duda, un caso único a nivel nacional.

Su sinnúmero de actividades comunitarias, eficaces e imaginativas, entre las que a mi entender destaca el poner de manifiesto la potencialidad del teatro como instrumento de promoción de la salud, la convierten en un ejemplo a seguir.

Por supuesto, como en todos los aspectos importantes de la vida, a este gran desarrollo teórico no solo no son ajenos sino que son imprescindibles las personas. Esta fructífera actividad no podría ser posible sin el entusiasmo y el buen hacer de su responsable, Marta de la Fuente, que, con una entrega sin límites, imagina y lleva a la práctica todas estas actividades.

Y a su vez, esta tarea no seria posible sin la inteligente visión de un Alcalde, José Ramón Feito, y una Concejala de Sanidad, María Luisa Valdés, que animan y confían el trabajo de su funcionaria.

Agradezco a dichas personas y a la institución su invitación a formar parte de tan importante evento, y compartir actos con compañeros importantes como constituyeron el jurado. Deseo larga vida a esta interesante iniciativa, y felicito a los premiados, de los que no hablo, pues creo que deben ser, en primer lugar, a los organizadores a los que corresponde tal tarea.