Archivo | diciembre, 2014

El cuarteto musical

28 Dic

IMG_0168

Mientras me dejo llevar por el placer del Opus 18 de Beethoven, concluyo la lectura de uno de los libros que mejor impresión me causó en los últimos tiempos, el titulado El cuarteto de cuerda. Laboratorio para una sociedad ilustrada, obra de Cibrán Sierra, violín de esa excelente formación que es el Cuarteto Quiroga, y publicado en Alianza Música, en su colección Biblioteca básica.

Ciertamente para cualquier aficionado a este arte, un libro sobre esta forma musical tendría ya de entrada muchas probabilidades de éxito, pero es que además encierra muy interesantes sorpresas más.

Desde el punto de vista literario es elegante, ameno y muy claro. Además es una obra sobre música que puede leer cualquier aficionado, aunque no sea conocedor de sus tecnicismos. Inevitablemente el autor debe en ocasiones referirse a ellos, pero su lenguaje es tan claro, su escritura tan expresiva y su capacidad didáctica tan evidente que en unas estupendas Notas nos aclara conceptos como armonía, tonalidad, bajo continuo, fuga, timbre o afinación de modo que todos, y les aseguro que yo no soy ningún experto, podamos entenderlo.

Por otra parte el autor muestra tener una muy amplia y profunda cultura, haciendo suya la actitud que cita de Brahms, que demuestra sobre todo en el plano de la historia, lo que una vez más contribuye a la amenidad, claridad y rigor de la obra.

Pero para mí, lo que más me gustó del libro es la continua y razonada relación que establece entre esta excelsa forma musical, el cuarteto, su trascendencia histórica, hasta la actualidad, y su compromiso con el desarrollo de los conceptos de diálogo entre iguales, libertad, y, por ende, ciudadanía democrática.

La música deja de ser un entretenimiento estético de snobs que acuden a los conciertos como a cualquier otro acto social para convertirse en una escuela de ciudadanos libres, con conciencia crítica y responsabilidad cívica y social.

Un consejo sincero: Regálense el libro por estas fechas, el precio es asequible, y si son aficionados a la música disfrutarán hasta límites insospechados, y si no lo son, pero son personas con amplio interés por la vida, seguro que descubrirán un nuevo horizonte que los llevará lejos.

Feliz Navidad!