Archivo | octubre, 2014

Eppur si muove

30 Oct
Otoño en el parque de S. Francisco (Oviedo)

Otoño en el parque de S. Francisco (Oviedo)

El otoño estacional y el de la vida son dos circunstancias que se complementan para propiciar el paseo sosegado. Y para tal viaje, que mejor carta de ruta que el arte?.

Es por ello que dejé fluir mis pasos hasta nuestro Museo de Bellas Artes de Asturias para perderme por sus salas y pasillos. Y grata fue mi sorpresa al llegar al precioso patio del palacio de Velarde, que sirve en muchas ocasiones de punto de encuentro y donde se exponen habitualmente obras de gran formato, y encontrarme con una obra nueva para mí, la titulada, según reza su cartela, SQR (YUKON), acrílico y lienzo datado en 2012, de 274 x 203 cms, perteneciente a una colección particular y depositada en el Museo en 2014, y obra del santanderino Juan Uslé.

SQR (YUKOV) JUAN ESLÉ (2012) Colección particular, en depósito en el Museo de Bellas Artes de Asturias

SQR (YUKOV)
JUAN USLÉ (2012)
Colección particular, en depósito en el Museo de Bellas Artes de Asturias

Este cántabro, de reconocido prestigio nacional e internacional, y con dilatada trayectoria en los más selectos museos mundiales, se muestra instalado siempre en la abstracción absoluta, aunque lógicamente evolucionando con diversos matices e influencias. Acostumbra a trabajar con series, que se prolongan en el tiempo, de las que podemos destacar la titulada Soñé que revelabas (SQR), que comenzó en 1997, y a la que pertenece  el cuadro que comentamos. Pinturas negras que ocupan un papel central en su obra. En el catálogo de una reciente exposición que con el sugerente título de Luz Escura tuvo lugar en el Centro Galego de Arte Contemporánea, se califica a tal serie como una suerte de basso continuo en toda su obra, que hace una elipsis a su etapa de Nueva York donde el ambiente de la ciudad aportó un nuevo y más luminoso cromatismo a sus cuadros. Todo ello dentro de una búsqueda continua de Uslé, que trata de mantener siempre su pintura abierta a todos los ecos personales y subjetivos.

Interesante serie, de la que en nuestro Museo podemos disfrutar de esta muestra, y en la que se pueden buscar muchas referencias históricas, múltiples interpretaciones psicológicas e incluso una evolución estilística en la pincelada, a pesar de la aparente similitud que una primera y superficial visión podría parecer indicar. Al respecto, en alguna entrevista el autor se refería a el no poder ver nada como condición para una visión distinta, interior, circunstancia que nos recuerda que la ceguera de Edipo, considerada inicialmente como una desgracia corporal, fue la que le permitió mirar a su interior y poder así contestar la pregunta de la Esfinge, deshaciendo el mito y abriendo las puertas a la filosofía como método para la búsqueda del conocimiento.

Animado por esta alegría contemporánea, y recordando la reciente Feria Arte Oviedo 2014, de la que quizás hable en otro momento (o quizás, no), dejé que mis pasos se encaminasen a otra manifestación artística actual. Y así llegué a otro bonito patio, el de nuestra Universidad de Oviedo, desde cuyo centro el Inquisidor Valdés, fundador de la misma, me mandaba mensajes contradictorios, que no son del caso (quizás en otro momento, o quizás no). De cualquier modo, en una de sus dependencias, y organizada por Laudeo, Centro Cultural de Extensión Universitaria, con el copatrocinio de la Pinacoteca Municipal de Langreo, el Museo de Bellas Artes de Asturias y la Escuela de Arte de Oviedo, tiene lugar la exposición colectiva Imprimo. Diálogos con la obra gráfica.

Patio del Edificio Histórico.- Universidad de Oviedo

Patio del Edificio Histórico.- Universidad de Oviedo

Exposición interesante por dos motivos. Por una parte es una manifestación contemporánea y de alto nivel artístico, y por otra, como bien decía recientemente D. Rubén Suárez, crítico de arte del diario La Nueva España en su suplemento Cultura, aún hay el prejuicio de considerar el grabado como un arte de segunda, un sustituto económicamente más asequible, una socialización de la cultura. Pues bien, estos Diálogos contribuyen a desfacer tales prejuicios, que siempre fue el diálogo desfacedor de entuertos de incultura y de maldad, y como también dice el Sr. Suárez reconocer al grabado como una disciplina del mayor atractivo y un lenguaje con características estéticas y plásticas propias.

Al ser, como decía antes, una exposición colectiva, son muchos, en concreto treinta y dos, los artistas representados, por lo que sale de los límites de este breve escrito la reflexión sobre cada uno de ellos. Baste decir, citando al precioso y por cierto gratuito catálogo de la muestra, firmado por D. Santiago Martínez Fernández, que artistas de prestigio nacional e internacional conviven con los jóvenes valores, abarcando un arco cronológico de medio siglo, lo que permite analizar la evolución del arte asturiano desde la segunda mitad del siglo XX en sus diferentes estilos.

Vista parcial.- Sala de Exposiciones de Laudeo.- Universidad de

Vista parcial.- Sala de Exposiciones de Laudeo.- Universidad de Oviedo

Agradecemos esta feliz iniciativa de modernidad, auténtica colaboración interinstitucional y de diálogo: diálogo generacional, diálogo artístico y diálogo de la cultura y la calle, pues ante tan céntrico entorno, de fácil y gratuito acceso, si el paseante no entra, se detiene, reflexiona y dialoga es simplemente porque no quiere.

Pero aún no habían acabado mis gratas sorpresas de la mañana. Continuando mi sosegado pasear topeme con la Sala Borrón en la que, en el contexto de AlNorte, XIII Semana Nacional de Arte Contemporáneo de Asturias, exponía Job Sánchez Julian su muestra titulada Sintaxis. En ella, este joven inquieto y muy experimentado artista, muestra el proyecto que le valió para hacerse con la Beca AlNorte 2014.

Del Proyecto "Sintáxis".- Job Sánchez Julian (2014).- Sala Borrón (Oviedo)

Del Proyecto “Sintaxis”.- Job Sánchez Julian (2014).- Sala Borrón (Oviedo)

Tres obras de gran formato y otras doce de formato pequeño dan lugar a lecturas muy diversas, con un denominador común de combinatoria geométrica, donde los colores y las texturas hacen de invitación a la reflexión, y por tanto una vez más al diálogo. Volviendo a la filosofía, para los pitagóricos las relaciones numéricas, y por ende la geometría, regían el cosmos y se aplicaban tanto a la astronomía como a la música o al comportamiento humano.

El paseo concluye, se cierran círculos, de la contemporaneidad vamos a la Grecia clásica, donde todo comenzó y desde la que poco queda por hacer. Pero que tampoco tiene ningún sentido si no volvemos a la contemporaneidad.

Oviedo siempre fue una ciudad conservadora, en lo social y en lo artístico, más como diría el genio eppur si muove, y así ahora podemos encontrar contemporaneidad con todo lo que tiene de experimentación, es decir, de diálogo en igualdad y de vida. Pero no olvidemos que nada se nos es dado como regalo, que la frase de Galileo fue pronunciada como estandarte de rebeldía y como reivindicación de la insobornable búsqueda de la verdad,…lo que le costó un alto precio. Sirva la Historia como experiencia.

Galileo ante la Inquisición.- Cristiano Banti (1875)

Galileo ante la Inquisición.- Cristiano Banti (1875)

Anuncios