Con mi hija en el Campoamor (VI): La Traviata

20 Oct

descarga

Otro regalo de la vida nos permite nuevamente conmemorar un aniversario de otro de los grandísimos de la ópera: Doscientos años desde el nacimiento de Guiseppe Verdi.

Persona que en vida conoce sinsabores, tragedias personales y tribulaciones históricas, sin embargo los artistas trascienden por sus obras.

Autor de producción abundante, en la que con frecuencia recurre a las referencias históricas o literarias, puede que sea en su trilogía romántica donde alcanza su mayor popularidad y, al decir de algunos entendidos, da paso a su madurez. Y es en esa trilogía donde nos encontramos con La Traviata, obra que si bien al principio sufrió los avatares de la incomprensión, pronto se colocaría en la cúspide de la popularidad.

descarga (1)

Drama psicológico, de carácter intimista, profundiza y disecciona los sentimientos más profundos y eternos (amor, generosidad, sinceridad, afrontamiento de la muerte), con un análisis de los personajes con solidez y hondura, y sin barroquismos. Todo ello, además, con una construcción teatral que hace que alcance un ritmo muy atractivo y ayuda tanto al deleite como a la reflexión, cosa siempre muy de agradecer.

Pues bien, en la versión que nos ocupa, la que nos brinda nuestra Ópera de Oviedo en su LXVI temporada, nos viene perfectamente empaquetada por Susana Gómez, con su habitual eficiencia en el manejo de los recursos, dotándolos además de una elegante estética, solo salpicada en algún momento de los movimientos del coro, a mi modo de ver, innecesario. Eso sí, sin que tales brochazos gordos restaran un ápice al habitual nivel canoro de nuestro Coro.

Respecto de tecnicismos musicales, reiteraré siempre que no soy un entendido, y que para ello remito a la superior apreciación de mi habitual referencia, el maestro Pablo Siana. A mi modo de ver, la partitura de La Traviata es de esas que hacen aficionados a la ópera ya desde la obertura, y en la misma me gustaron tanto la orquesta, nuestra Oviedo Filarmonía, como su director en este caso, Carlo Montanaro. Respecto de las voces, me parecieron especialmente atractivas las de Aquiles Machado y Gabriele Viviani en sus Alfredo y Germont padre respectivos, y por supuesto Ailyn Pérez, en Violeta, sobre manera a medida que los actos iban pasando y el personaje iba creciendo en hondura y delicadeza, aspecto que transmitió esplendidamente.

En fin, una vez más la vida me regala poder disfrutar del arte, y lo que para mí es más importante, en compañía de mi hija. Gracias por ello.

images (1)

4 respuestas hasta “Con mi hija en el Campoamor (VI): La Traviata”

  1. jvsaporta octubre 24, 2013 a 8:46 pm #

    Reblogueó esto en ¡¡¡ MÚSICA PARA TODOS !!!.

    • libreoyente octubre 24, 2013 a 11:06 pm #

      Estimado amigo: Muchas gracias por tu atención. Un cordial saludo

      • jvsaporta noviembre 16, 2013 a 3:10 pm #

        un placer y orgulloso de compartir contenidos musicales, pues la música es un bien para toda la humanidad, un saludo y siempre a vuestra disposición.

      • jvsaporta diciembre 10, 2013 a 10:45 pm #

        un placer, siempre a tu disposición , un saludo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: