El Pulgarcito de América

22 Mar

el-salvador-map (1)

La República Centroamericana de El Salvador recibe este entrañable nombre por su reducido tamaño, máxime si se consideran las grandes magnitudes de todo lo referente al continente americano, y en tono cariñoso por el carácter afectivo de sus gentes.

Con 21.000 kilómetros cuadrados y unos algo más de 6.000.000 de habitantes es el país más pequeño pero más densamente poblado de la América continental. Adquirió su independencia en 1821, y su primera Constitución es de 1824. Actualmente está constituida en una república presidencialista de la que es su cabeza visible Mauricio Funes.

Historicamente, las primeras evidencias culturales se remontan a 8.000 años antes de Cristo, pero es 1.500 años a. C. cuando se asientan en su territorio las primeras culturas mayas. Su desarrollo se vio interrumpido por la erupción del volcán de Ilopango en el año 260 a. C.

imageIlopango

Posteriormente, diversas culturas indígenas se desarrollan, y si pegamos un salto de siglos, nos plantamos en su Periodo Postclásico, en el que destacan los izalcos y su Señorío de Cuscatlán, considerado un modelo de desarrollo local. Y después vendrían la colonización española, la Independencia y la República Federal, la República Cafetalera, el autoritarismo militar y su trágica Guerra Civil, y su actual fase de recuperación.

Pero no pretendo analizar aquí su historia, quizás en alguna otra ocasión, que se puede consultar en múltiples textos o, como en mi caso para los párrafos precedentes, en Santa Wikipedia.  El objetivo de esta primera pincelada de mi viaje a ese maravilloso y entrañable país es señalar que es sede, desgraciadamente como otros muchos lugares en nuestro mundo, de una gran desigualdad económica en la distribución de las ganancias personales, y por tanto de una gran injusticia.

220px-MANUEL_JOSE_ARCE_PICTURE

Como datos, señalar que una quinta parte de la población, la más rica se lleva cerca del 50 % de todas las ganancias del país, quedando para la otra mitad a repartir por las restantes 4/5 partes, o que cerca del 20 % de su PIB proviene de las remesas enviadas por los salvadoreños emigrantes, la mayoría de las veces en condiciones trágicas, a USA.

En todo caso, sus gentes, su pueblo llano, al que conocemos y queremos, son personas entusiastas, alegres, cordiales, acogedoras y que creen firmemente en la esperanza. Allí vamos para compartirlo. Seguiremos informando.

800px-ElSalvadorfairtradecoffee

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: