Prudencio y Marina

3 Mar

eyJ0eXAiOiJKV1QiLCJhbGciOiJIUzI1NiJ9.eyJpbSI6WyJcL2FydHdvcmtcL2ltYWdlRmlsZVwvNWUyODBkNGIyYjhmZi5qcGciLCJyZXNpemVDcm9wLDYwMCwzMDAsQ1JPUF9CQUxBTkNFIl19.gODe84R3R-_fQsaTPD6W2aaWGocK69VgkbBh1nbtm74

Goya: El Invierno o La Nevada.- Museo del Prado

Prudencio era un hombrecillo más bien pequeñito, con mirada huidiza y muy torpe desaliño indumentario. Sus facciones resecas y cuarteadas denotaban una vida habitualmente al aire libre, y sus manos rudas y descuidadas hablaban de alguien que tiene que ganarse la vida arañando literalmente la tierra.

Porque Prudencio vivía de vender arena para limpiar las “chapas” de las cocinas. Eran unos tiempos en que todavía no se usaban con pedantería palabras como economía circular, ecosistemas o materiales sostenibles, pero que se practicaban los conceptos con mayor sinceridad. Las cocinas de carbón o de leña tenían una superficie o encimera que se denominaba “chapa”y las mujeres mostraban su orgullo de hacendosas amas de casa manteniendo, entre otras cosas, una espectacular brillantez de dichas chapas. Para ello el mejor sistema era frotarlas con arena, material sostenible y reciclable. Con su venta se ganaba Prudencio su sustento.

Cuando la primavera aparecía, haciendo los días más largos y luminosos, y vistiendo de colores los árboles y los campos del camino, al tiempo que permitía el acceso al pueblo, aparecía Prudencio, con su rocín, su fiel compañero sin nombre, cargado de sacos de arena, y permanecía distribuyendo su útil mercancía hasta que la acababa. Después desaparecía tan sigilosamente como había llegado, y nadie volvía a saber de él hasta la próxima primavera.

Aquel invierno fue especialmente duro y prolongado. Los caminos y los puertos de montaña quedaron totalmente cerrados por cantidades de nieve que ni los más viejos del lugar recordaban haber visto. Es más, se prolongó también sin deshacerse durante gran parte de la primavera. Pasada esta Prudencio no había llegado, faltando por primera vez a una cita tan inexorable como la rotación de las estaciones.

En aquellos tiempos en que no había televisión ni conexión a internet y que los únicos entretenimientos de los pobres eran fabricar leyendas a la luz de la lumbre e hijos cuando esta se apagaba, el pueblo dio en dictaminar que a Prudencio se lo habían comido los lobos, que entonces no eran especie protegida.

Gran consternación recorrió el pueblo, así que cuando a la primavera siguiente se oyó una voz que anunciaba ¡Qué viene Prudencio!, la dicha consternación trocose en alegre algarabía. Las buenas gentes salieron a la plaza, y hasta el Sr. Cura, Sr. Alcalde y el Cabo de la Guardia Civil quisieron hacer acto de presencia, otorgando oficialidad al espontáneo bullicio popular. En volandas, entre abrazos y palmadas en la espalda lo condujeron hasta el único bar-tienda del pueblo (entonces no había centros sociales ni casas de la cultura), y allí corrieron las botellas de sidra y vino y las fuentes de embutidos. ¿Quien pagaría al final?

Quizás la única persona del pueblo que no participó en el acontecimiento fue Marina. Ella era una mujer recia, de poco hablar y cuando lo hacía era solo con palabras escuetas y sentenciadoras. La vida le había dado cinco hijas, que aún eran muy pequeñas, y la guerra le había quitado a su marido y a sus padres. Así que viuda y huérfana bastante tenía con conseguir el sustento elemental para sus hijas, que nadie regala nada, y dejarse de zarandajas sin motivo.

Acabados los festines, y ya cada mochuelo en su olivo, preguntaron a Prudencia que haría a continuación, y eso fue lo que manifestó:

– Voy a regalar la arena gratis a todo el pueblo, y luego marcharme. Eso sí, menos a Marina la de don Alfonso, porque no me vino a felicitar cuando me comieron los lobos.

Así fue como lo oí relatar, a la luz de la lumbre, en la casa de mi abuela.

Plá(s)ticas (V): Peces en el mar.

26 Feb

IMG_1640

…del salón en un ángulo claro…por su dueño jamás olvidados…nadan unos peces.

De donde vienen?. A donde van?. Aquí el grande no se come al chico. El grande viene de Sydney (Australia). Lo trajo una persona muy querida que ahora no está. No sé como fue comprado. No tiene firma, por lo que no puedo saber a ciencia cierta el nombre de su autor ni las características de su escuela. Solo puedo saber lo que en su plá(s)tica me cuenta, y de lo que en alguna navegación en la nube entresaco.

Sydney es una de las ciudades con mayor atracción turística y mejor calidad de vida, y por otra parte tiene una muy estrecha relación con la pesca, no en vano su mercado de pescado es el mayor del mundo y cuenta con un muy afamado restaurante en el interior del mismo. En la actualidad está siendo modificado, proyecto concedido a una empresa danesa, para convertirse en uno de los focos icónicos de atracción turística de la ciudad. Además su Acuario es también líder en visitantes y especies marinas, y su relación con la pesca deportiva es una de las señas de identidad de la ciudad.

1559747677_909530_1559748130_noticia_normal

En este escenario nuestro pez nada corriente arriba con fuerza y porte orgulloso. Su silueta irradia arrojo y convicción. A su derecha otro animal acuático (galápago?, tortuga?) le acompaña con apariencia de tener que realizar un cierto esfuerzo. El grupo se completa con una figura antropomorfa con una de sus extremidades superiores levantada, terminando en pico de lanza. Estará pescando, o simplemente comparte y completa el hábitat?. Quien sabe!.

El conjunto comprende también figuras , lineas sinuosas, otras circulares, todas con simetrías muy ondulantes, que comparten la diagonal de las figuras, en blancos, ocres, marrones, amarillos, que pudieran ser una abstracción del marco donde tiene lugar la acción, o simbolismos de significado étnico. Quien sabe!.

El arte aborigen australiano es muy rico. En él se pueden distinguir dos etapas claras, el primitivo, antes de la llegada de los británicos y de otras nacionalidades occidentales, y el contemporáneo. En todo caso, este último bebe de las raíces de aquel, y ambos tienen en común dos aspectos importantes, a saber, en primer lugar el tiempo del Sueño , que es una especie de “érase una vez” espiritual, una red compleja de conocimiento, fe y prácticas que derivan de historias de creación, y condicionan toda su vida física y metafísica.

El otro aspecto importante, también con raíces ancestrales, es la pintura de puntos. Respecto de esta, incluye colores simbólicos tradicionales de los aborígenes, que desarrollarán en cualquier superficie (roca, cuevas, cortezas…).

nma.img-ci20122914-595-wm-vs1_o3_640

Bark painting ‘The Djanggawul in Djabu mada [language] territory’ by Mutitjpuy Mununjgurr, Yirrkala, 1967

Admirar estos aspectos bien merece una visita, aunque sea virtual, al Museo Nacional de Australia, y la navegación por otros blogs más documentados que el presente. También podemos encontrar arte aborigen australiano en diferentes museos. Así por ejemplo, en Neuchatel (Suiza) hay un museo, La grange, dedicado exclusivamente a este género artístico. Pero también en París, Utrecht y en la Universidad de Virgina podemos encontrar excelentes muestras de ello.

Y nuestro pez?. De que especie será?. No entiendo nada de peces, y mucho menos de peces australianos, pero tras búsqueda insensata y googleliana (perdóneseme la licencia), la silueta más sugerente es la de una Golden Damsel o la de un Barramundi. Juzguen ustedes mismos y decídanse.

En cualquier caso, supongo que tendrá su música. Por su vigor y por sus raíces ancestrales me atrevo a sugerir un compositor: Peter Sculthorpe. Y de su amplio catálogo, la obra Earth Cry, concierto para didyeridu y orquesta, en concreto en la versión de la Sydney Symphony Orchestra. No oyen su lamento desde las entrañas milenarias con todo el colorido orquestal de tan fértil tierra?

Y los peces chicos?. Nadan en un ambiente más sereno, más plácido. La luz y los colores son suaves. Van al encuentro uno de otro. Quizás juegan?, quizás coquetean?. Qué nos dirá su creadora, Esther Cuesta?

Esta avilesina, con muy amplia formación artística que comprende la pintura y el dibujo a la forja, pasando por el diseño gráfico, la cerámica, la escultura, la producción de video e incluso las marionetas, sabe moverse en soportes múltiples, que va desde el papel de seda encolado y teñido hasta el grabado,.

Su curriculum es denso desde que allá por 1989 comenzase a participar en exposiciones colectivas, para consolidarse también en exposiciones individuales en los principales museos y salas de nuestra geografía y de fuera de ella. Por supuesto tal actividad en una artista tan comprometida habría de venir jalonada con varios premios como el Casimiro Baragaña, el Certamen de Luarca , el de la Junta General del Principado de Asturias o el de la Caja de Ahorros de León, por citar solo algunos.

Preocupada por el espacio habitacional como algo multisensorial, reflexiona sobre ello, junto con otros artistas, en alguna de sus exposiciones , así como en varias colecciones. Momento de ensoñación fue definida su presencia en la Semana del Arte de Madrid.

Por supuesto, todo ello sin dejar de ser conocedora de la realidad social en la que vivimos, es también firmante recientemente del manifiesto Salvar lo público, junto con una numerosa pléyade de artistas de lo más significativo de nuestra sociedad, y colabora con su obra Por todo lo que importa en la que aporta ese …entramado de formas punzantes agrestes y agresivas…que añade una expresividad perturbadora… a las que se refería no ha mucho el extinto crítico Rubén Suárez. Exposiciones como Casas, De papel y otras tintas o En la ciudad profundizan en esta temática. También le llevó a exponer en el Colegio de Arquitectos de Asturias con el título de La ciudad imaginada.

Pero otras facetas de Esther Cuesta saben alternar con un cromatismo lírico y poético, del que pueden formar parte los pececillos del ángulo claro. Su colección Mil peces y obras como Desde que cambió mi cielo (2018) lo atestiguan.

122x150_1500_____desde_que_cambi___mi_cielo

Desde que cambió mi cielo.- Esther Cuesta (2018)

Lo(a)s auténtico(a)s artistas llevan en las venas el inevitable impulso de la exploración de nuevos caminos, es por ello que Esther Cuesta sin olvidar sus collages y papeles y sin renunciar a su cromatismo cálido y luminoso que construye un abstracto con sugerencias geométricas, sin referencias figurativas, nos regala a través de las redes su serie Soltando amarras. Aparentes enrejados que sin duda atravesaremos con el arma cargada de futuro de su poesía.

Por supuesto, para mis tiernos pececillos cuestianos la música no puede ser otra que los Juegos de agua, de Ravel. Tenemos muchas y buenas versiones, pero me quedo, por su delicadeza y ternura, con esta de de Jean-Yves Thibaudet. Disfrútenla.

img_1374

Hipotenusa

21 Feb

Escuchaba en Radio Clásica un programa de música contemporánea, y más en concreto su sección Tangencias cuando me dio por pensar en la sonoridad de las palabras, y como estas muchas veces guardan curiosos simbolismos más allá de su sentido literal, en este caso geométrico.

Y es así como me vino a la cabeza otra de esas palabras que me rondan constantemente desde mi ya lejana adolescencia. Esta palabra es hipotenusa.

Efectivamente me gusta su sonoridad, que sugiere el nombre de alguna de esas sumas sacerdotisas griegas (sí, ya sé, es palabra de origen griego), que entrega su vida y su sexualidad a mayor gloria de alguna mítica deidad y al cuidado de su templo.

La hipotenusa en firme y recta, no podía ser de otra manera, y controla y armoniza a los catetos.

Los pobres catetos, que en lenguaje cheli, tienen una connotación ofensiva, no se atreven a salirse de su vulgar verticalidad, de su ángulo canónico de los 90º, pero la hipotenusa es valiente, y se atreve, porque puede, a trazar diagonales y a controlarlos.

Y así, con la arrogancia y el mando de la sacerdotisa, uno de los mayores geómetras que en el mundo han sido supo trazar su ley, una ley que nos ayuda a deducir el orden del universo y la posición de los objetos en él.

Ya está aquí el último número de El Ciervo. Número 785 – El blog de El Ciervo

12 Feb

Al país le hace falta, en efecto, mucho aire: lo pide el edificio constitucional, que muestra algún desgaste en los forjados; la coalición de gobierno, que debería dejar los sueños secos, húmedos y gaseosos para el doctor Freud; la ladrante e irrespirable oposición, que aún no acepta (igual que Trump) un resultado electoral que la…
— Leer en blogelciervo.com/2021/02/12/ya-esta-aqui-el-ultimo-numero-de-el-ciervo-numero-785/

Maridaje (IV): Bella Italia

27 Ene

giuseppe-verdi-opera-philadelphia-operaphila-org_1113391

Tal día como hoy, pero de 1901, moría en la ciudad de Milán una de las figuras cumbres del universo musical, fundamentalmente en lo que a su planeta operístico se refiere: Guiseppe Verdi.

Dicen que los aficionados, como en otras tantas cosas, se polarizan de modo irreconciliable sobre quien ocupa el número uno de podio de la actividad, Verdi o Wagner. Si estas polémicas siempre son estériles, pues solo sirven para añadir más pasión a algo que de por sí ya la tiene, en este caso son además injustas, pues se olvidan nombres cuya relación es amplia, por lo que aquí la obviamos. Lo mismo que hacer más énfasis en dicha cuestión.

Centrándonos en Verdi, nacido en 1813 en Le Roncole, población cercana a Busseto, pronto mostró afición y capacidades para el mundo musical, al punto que con solo 8 años llegó a ser organista oficial con remuneración de la iglesia de su pueblo, y con tanta afición que cuando se desplazó a estudiar a Busseto, todos los domingos volvía al pueblo para ejercer su cargo , tras recorrer los cuatro kilómetros a pie que separan ambas localidades, y después otros tantos de vuelta, .

Con doce años comenzó su formación musical reglada, y con trece ya interpretó, por obligada sustitución de un músico, sus propias composiciones en público. En los años siguientes su trayectoria fue brillante, alcanzando gran éxito de público y especialistas. Sin embargo es también conocida la anécdota de que el Conservatorio de Milán le negó la posibilidad de estudiar en dicha institución que años después llevaría su nombre. Ello no fue óbice para que gracias a Antonio Barezzí, su mecenas y suegro, acabará haciéndose un nombre y un lugar en la vida musical y operística de esa ciudad, capital cultural del norte de Italia.

2560px-Il_Conservatorio_di_Musica_di_Milano

Conservatorio de Milán e Iglesia de Santa María della Passione.

Cuando su trayectoria como compositor comenzaba a orientarse en plenitud, la muerte de sus dos hijos y su joven mujer lo sumió en una profunda tristeza, a la que se sumó el estrepitoso fracaso de su ópera Un giorno di regno por lo que prometió no volver a componer nunca más. Y un talento genial se hubiese perdido si no llega a ser por la insistencia de Bartolomeo Morelli , impresario de La Scala, que le ofreció un libreto anteriormente rechazado por otro compositor.

De esa insistencia nació Nabuco , una de sus obras cumbre que triunfó en toda Europa y América. En La Scala marcó un récord de representaciones que aún no ha sido superado. Su famoso coro Va pensiero se consideró el himno de la unificación nacional frente al dominio austriaco.

A partir de ahí la trayectoria está jalonada de éxitos, dando muchos títulos que figuran en el olimpo operística y que aquí obviamos por ser bien conocidos por los aficionados y figurar profusamente en cualquier enciclopedia. También con altibajos anímicos creados por las dificultades de alguno de sus estrenos, y por avatares de su vida personal, e incluso una cierta participación en la vida política de su época. En cualquier caso este compositor, uno de los más importantes de todos los tiempos, representa el paradigma del romanticismo y el puente entre el bel canto y el verismo.

scala-milan

La Scala, de Milán

Entre tanto, que ocurría en Italia en el ámbito literario?. Continuando con el romanticismo aparece en 1818 en Milán el periódico Il Concilliatore, que se convierte en su principal altavoz, con una nómina de firmas ilustres, entre las que destaca Alessandro Manzoni. Periódico también de compromiso político, de tendencia liberal, y claro luchador por la independencia italiana, lucha de la que decíamos antes a Verdi, y más concretamente a su Coro de esclavos, habían convertido en santo y seña.

Manzoni instiga en Italia la reforma del romanticismo tratando de descubrir y expresar la verdad histórica y moral como fuente de belleza.En Italia, el devenir de la reforma literaria tomó otra dirección, siendo Manzoni el principal instigador de esta reforma. El formuló los objetivos de la nueva escuela, que aspiraba a descubrir y expresar la verdad histórica y moral como fuente de belleza. Su principal obra, Los novios, constituye una referencia básica en la literatura italiana, comparable  para muchos a la Divina Comedia de Dante, y la que le dio fama inmortal. Con ella logra una obra de arte realista, en la que es destacable la construcción de los personajes y la detallada y profunda descripción sicológica de los mismos. 

1024px-Francesco_Hayez_-_Ritratto_di_Alessandro_Manzoni

Alessandro Manzoni, por Francesco Hayez

Otro personaje singular en este ámbito, sobre todo en la poesía, fue Giacomo Leopardi , considerándosele no solo como el mayor poeta lírico italiano después de Dante, sino también como el más perfecto escritor en prosa que ha dado la literatura italiana. Y por cierto muy admirado por nuestro Unamuno, que hace referencia a él en su Sentimiento trágico de la vida.

leopardi

Giacomo Leopardi (1820), por A. Ferrazzi

En el ámbito de las artes plásticas también el romanticismo italiano pone de manifiesto esos rasgos distintivos respecto de Europa, que se manifiestan por su claro compromiso cívico-político por la reunificación e independencia de la nación. Destaquemos aquí al veneciano Francesco Hayez y al turinés d’AzeglioDel primero, su obra La Meditación, de 1851, se considera una alegoría de la Italia fragmentada tras los acontecimientos de 1848 : una joven madre está preparada para alimentar a sus hijos, una imagen de gran modernidad de la patria “bella y perdida”. También se considera una de las obras más notables del romanticismo su El beso.

Hayez_1

La Meditación, por Francesco Hayez, 1851, óleo sobre lienzo, 92,3 x 71,5 cm, Verona, Galería de Arte Moderno “Achille Forti”.

Del segundo, personaje de interesante biografía siempre marcada por un fuerte compromiso político patriótico, destacamos su El estudio del pintor en Nápoles, de 1827.

DAzeglio

El estudio del pintor en Nápoles, por Massimo D’Azeglio, h. 1827, Turín, GAM (Galleria Civica d’Arte Moderna e Contemporanea).

Esos fuertes acontecimientos políticos de la segunda mitad del XIX que conducen al Risorgimento dan paso como contraposición al realismo y otras escuelas como los Macchiaioli, que rompiendo las reglas se dedican a pintar al aire libre, poniendo énfasis en la luz natural, las sombras y los colores (macchie, literalmente parches o manchas), lo que les lleva a poder ser considerados unos precursores de los impresionistas, e igual que a estos a ser ridiculizados por la crítica ortodoxa.

Movimiento complejo surgido de una época también muy compleja y convulsa, tuvo una fuerte implicación social. Tras su finalización estuvo durante mucho tiempo en una situación de oscuridad y silencio por parte de la crítica y el público, hasta que en el último cuarto del pasado siglo XX comenzó a ser estudiado nuevamente. A este respecto, en el año 2013 tuvo lugar en la Sala Mapfre de Madrid una muy amplia (reunió másde 100 obras )e interesantísima exposición de este movimiento, co-producida con los museos de Orsay y de L’Orangerie de París,  y la publicación de un documentado catálogo donde se contemplan todos sus aspectos.

Por cierto que próximamente en la ciudad de Padua tendrá lugar otra exposición, que estará abierta hasta el próximo 18 de abril. Se ve que el interés por este movimiento está en auge.

IMG_1624-2

Portada de catálogo: Telemaco Signorini: La sirga, en Le Cascine de Florencia (detalle), (1864). Colección particular

IMG_1625

Silvestro Lega: Los últimos momentos de Guiseppe (1873).- Rhode Island, Museum of Art, Providence.

Posteriormente a él, apenas comenzado el siglo XX, aparecerá otro movimiento rupturista de claro sello italiano, el futurismo. Pero esa ya es otra historia.

Ex libris (IX): Asturias, si yo pudiera..

11 Ene

9788420439440

Un amigo de mirada muy ancha sobre el arte de vivir en sociedad y muy atento a todo lo que pasa en ella tuvo la generosidad de regalarme una joya. Un libro titulado Hijos del carbón, de una autora que, en mi proverbial enciclopédica ignorancia, desconocía: Noemí Sabugal.

Más como hoy todo se puede rastrear en internet, así tuve la oportunidad de conocer una periodista leonesa que tiene un exitoso curriculum en esa profesión, además de tres novelas anteriormente publicadas, y premiadas en diferentes ocasiones, así como ensayos, relatos y la presencia en varias antologías.

Pues bien, en el libro motivo de estas líneas Noemí Sabugal nos hace un amplio relato en muchas ocasiones emocional e intimista, refiriéndonos detalles entrañables que a los mayores nos retrotraen a nuestra infancia, como aquellas cocinas de carbón, que eran el único foco calefactor de la casa y donde también se calentaban las zapatillas o unos ladrillos que luego permitirían combatir por la noche el frío y la humedad de las camas. También con su lado de duro realismo con la descripción de esa terrible enfermedad que es la silicosis.

Pero también hace un repaso histórico, sociológico y político de la desaparición de la minería del carbón y las causas que la condicionaron, poniendo muchas veces el dedo en la llaga de decisiones y motivaciones absolutamente interesados y egoístas, que condujeron a la ruina de muchos pueblos y muchas personas con nombres, apellidos y familias. Y lo hace con una incontestable documentación, que le tuvo que significar un gran esfuerzo, tanto de trabajo de campo como de investigación archivística.

1518689599629hospitalizaguirre111dn-620x345

Muy interesante el aspecto de como en los tiempos de las vacas gordas los propietarios de las empresas privadas mineras obtuvieron más que pingües beneficios a costa del esfuerzo, el sacrifico e incluso de la salud de los trabajadores. Y tuvieron la habilidad, otros dirían visión para los negocios, de generar todo un entramado social que hacía que los trabajadores en su cotidianidad fueran totalmente dependientes de las empresas, sin otros horizontes, lo que hacía que su capacidad de negociación o reivindicación quedase totalmente neutralizada.

Y posteriormente, ya en su declive, los responsables sociales carecieron totalmente de anticipación y previsión de futura, lo que añadido al total fracaso en la gestión de los fondos mineros, hizo que esa dependencia de las cuencas no se pudiera solucionar, condenando a esas zonas y a sus habitantes a la miseria o el abandono.

Todo este análisis multifactorial lo hace la autora con gran entusiasmo y por un sentido de la responsabilidad, pues al fin y al cabo, como dice mi generoso amigo, también nos está relatando la forja de una identidad, la de ser minero. Como cuenta (pag.: 129) que le relata Álvaro Rodríguez Matilla, picador del Pozo Salgueiro “…yo acabaré en cualquier sitio, pero siempre me consideraré minero…es una forma de vida, quién no lo ha vivido, a lo mejor no lo entiende…”, para a continuación relatar una entrañable pero trágica anécdota que pone de manifiesto como el minero entiendo la amistad y la lealtad. Pues es en esa identidad en la que Noemí Sabugal se siente integrada por herencia familiar y por convencimiento personal.Triste, muy triste es que esa condición ser minero, por los intereses y negligencias señalados, haya abocado a muchos miles de personas y sus familias al paro, cuando no a la ruina.

NINOS

El estilo literario es muy ágil, mostrándonos una periodista de raza, que se mueve en cualquier terreno con la habilidad que esa profesión requiere, pero también con un fondo cultural muy amplio y sólido que le permite realizar una constante integración artística de los hechos que nos cuenta, por muy trágicos que ellos sean, todo ello combinado con una gran humanidad, es decir ternura y comprensión sobre las personas.

Un ritmo cinematográfico con abundantes flasbacks y contrapuntos nos arrastra haciendo la lectura fácil, aditiva y muy emotiva. La buena prosa de Noemí Sabugal alcanza con frecuencia el calificativo de poética, con rasgos machadianos, como cuando en una visita al Pozo Ibarra (pag.: 112), y tras contemplar el triste espectáculo de ruina total en que actualmente se encuentra, nos dice … sobre el terreno yermo han crecido algunos chopos. Así en más momentos la descripción es detallada pero nostálgica, notarial pero poética.

Un relato, pues, escrito con una buena literatura y una documentación rigurosa que nos permitiría considerarlo una buena referencia histórica, pero ante todo y sobre todo escrito con el corazón. Un documento de lectura inexcusable no solo para los que somos de Asturias (el libro habla también de todas las regiones de la minería del carbón de España) y la amamos, si no también para los que quieran conocer todo lo referente al desarrollo, que fue, de una importante actividad productiva, y los entresijos que se encierran en su evolución y declive.

min19

Reflexiones breves (XV): Honor a un padre de la humanidad: Pasteur.

27 Dic

Una pandemia, de la que aún solo vemos la punta del iceberg, asola a la humanidad, poniendo en juego nuestras vidas, y nuestra civilización. Tan autosuficientes y poderosos nos habíamos creído que ahora, cuando un ser ultramicroscópico lo derrumba todo, no somos capaces de salir de nuestra perplejidad, y sintiéndonos indefensos tratamos de agarrarnos a un clavo ardiendo, poniendo nuestra penúltima esperanza en una vacuna, cual Balsa de la Medusa. Por más que los negacionistas y/o conspiranoicos se empeñen, las vacunas han salvado más vidas a la humanidad que cualquier otro producto o procedimiento.

Unknown

La balsa de la Medusa.- Géricault (1818). Museo del Louvre.

Pues bien, quiso casualidad que la engreída y vieja Europa comience su desesperada campaña de vacunación el mismo día, el 27 de diciembre, que hace 198 años nacía en Dole (Francia) Louis Pasteur, descubridor de las vacunas, entre otras muchas e importantes aportaciones. Es por ello que pienso bien merece el testimonio de agradecimiento por parte de toda la humanidad.

Pasteur no fue médico, él era químico, físico, matemático y bacteriólogo. Refutó la teoría de la generación espontánea destruyendo así falsos mitos, y desarrollo la teoría germinal de las enfermedades infecciosas, describiendo el método denominado pasteurización, definitivo para eliminar los gérmenes mediante calor en autoclave. Todo ello dio lugar al comienzo de la Edad de Oro de la Microbiología. Además con el desarrollo de sus ideas, Lister iniciaba el camino de la antisepsia.

Todo lo anterior ya habría sido más suficiente para que ocupase un lugar de honor en la historia de la sanidad, pero además sus trabajos, que contribuyeron a conseguir las vacunas para el cólera aviar, carbunclo, ántrax y rabia, así como iniciar el camino metodológico para todas las subsiguientes vacunas, evitaron inmensas cantidades de dolor sufrimiento y muerte.

400px-Albert_Edelfelt_-_Louis_Pasteur_-_1885

Como todos los grandes hombres, Pasteur era hombre modesto y alejado del orgullo, por lo que en vez de vanagloriarse dando su nombre propio al método, quiso denominarlo vacunación en homenaje a Jenner, de quien obtuvo la inspiración para sus ideas.

Por cierto, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, en esta larga cadena de trabajo en beneficio de la humanidad, no olvidemos reseñar el papel de la española Expedición Balmis, de la que existe una versión novelada titulada A flor de piel, de Javier Moro, de lectura más que recomendable.

En definitiva, gratitud eterna a Louis Pasteur, y recordemos también que, a pesar de lo que creen los neoadanistas, todo paso que la humanidad da hacia adelante está inexcusablemente fundamentado en el esfuerzo de los que nos precedieron, y en el conocimiento que nos transmitieron.

IMG_1749

In memoriam: Compañero del alma

25 Dic

IMG_1212

Ha muerto Peralta!.

Durante más de 30 años fuimos “pareja de hecho laboral”. Tengo que decir que fue un compañero ejemplar, fiel, amable, sin poner jamás ni un “pero” a ninguna tarea, por árida o a destiempo que fuera. Funcionario ejemplar, cumplió las normas y los procedimiento siempre con una sonrisa, escuchando y atendiendo al ciudadano en todo lo que necesitase.

Amigo entrañable, siempre dispuesto a ayudar en lo que fuera necesario. Cuando alguna vez teníamos diferencias de planteamiento en el enfoque de un expediente o proyecto podríamos discutir con ardor, al punto de sorprender a quien no nos conociese, hasta que llegados a un punto de posible solución uno de los dos decía: venga, vamos a tomar el café, que se nos enfría, y allí volvíamos a la conversación de dos amigos que hablan de los temas cotidianos.

Cuando se hizo cargo de la Escuela Municipal de Salud, con el apoyo de la Concejal Mercedes González, llevó esa institución a las cotas más altas de su historia, dedicándole entusiasmo y trabajo sin límite.

Ha muerto un hombre bueno, en el sentido más pleno de la palabra. Se fue para Allá el día que los creyentes festejamos el nacimiento del Niño Jesús. Estoy seguro que con su presencia el Portal de Belén, aunque pobre y marginal, estará en óptimas condiciones de salubridad.

Feliz Navidad

24 Dic

Nos enseñó como colaborar a construir de Reino de Paz y Fraternidad.

Con Él nació la Esperanza. Nació en la pobreza y la marginalidad.

Los oficialistas y los poderosos, ante el temor de ver mermados sus privilegios, lo asesinaron como a un delincuente peligroso.

Pero sus palabras y sus ideas germinaron en la tierra fértil de las muchas gentes buenas, y nunca pasarán.

El Reino llegará.

file_20170509113518

Gratitud (II)

23 Dic

IMG_1250

Recientemente he tenido el honor de ser invitado a formar parte de uno de los jurados del Premio “Noé Fernández” que la Fundación Alimerka entrega, ya en su undécima edición, para recordar la figura del fundador de la empresa.

Formar parte de tales jurados, amén de  el honor al que me refería, representa también una difícil responsabilidad por cuanto que las entidades presentadas son de tal categoría respecto de sus objetivos y su buen hacer que escoger solo a uno, dejando fuera a los demás, es francamente doloroso.

Por eso además de aportar el más pequeño granito de arena de la participación a todo el trabajo de organización, que tan excelentemente ejecuta el equipo de la Fundación Alimerka, creo obligado también contribuir modestamente a dar visibilidad a las organizaciones que reciben los premios, en la esperanza de que estos, además de la aportación económica de gran ayuda para las organizaciones, contribuyan a su vez a atraer otras similares que las asociaciones contribuirán a multiplicar en solidaridad.

IMG_1304

En la categoría de Asistencia alimentaria fue ganadora la Asociación NUPA. Esta Asociación, que aborda una grave patología en niños, con gran sufrimiento para ellos y para sus familias, y que solo se palía con nutrición parenteral, y si esta no es viable, con trasplante multiorgánico, es pequeña en recursos humanos y materiales, y se sostiene únicamente por el entusiasmo de las familias afectadas y de la generosidad y buen hacer del personal de la Unidad de Rehabilitación Intestinal del Hospital Infantil de La Paz de Madrid, único en España que aborda esta rara, compleja y grave patología.

En la modalidad de Lucha contra el hambre el premio le fue otorgado a Acción contra el hambre. Una organización internacional de experiencia y solvencia reconocida, que trabaja en 50 países de los 5 continentes, con programas de acción que pretenden abordar los factores estructurales que generan exclusión social. Esta amplia trayectoria y presencia, así como el compromiso continuo y global con la infancia malnutrida fue la que la hizo merecedora del galardón.

El premio en el ámbito de la Nutrición recayó en el Grupo GENUD (Growth, Exercise, Nutrition and Development)de la Universidad de Zaragoza, por su consolidada trayectoria y el amplio y riguroso nivel de su producción científica en el campo del estudio y prevención de la obesidad infantil, considerando los factores sociales de la misma, y dirigiendo sus esfuerzos hacia las familias más vulnerables y desfavorecidas.

Unknown

Este año, como una consecuencia indeseada más de las muchas que estamos padeciendo, no es posible realizar la entrega de premios de modo presencial, como ocurría en años anteriores, dando lugar además al cálido encuentro personal entre todos los participantes. Es por ello que la Fundación Alimerka organizó encuentros virtuales con los premiados, que se pueden ver a través de internet. Entrevista más detalladas con las 3 instituciones premiadas pueden verse también en los siguientes enlaces: Asociación NUPA , Acción contra el hambre y Grupo GENUD.

Para finalizar, sería injusto no visibilizar la labor de los patrocinadores de los premios, la Fundación Alimerka, que a parte de organizar estos eventos tiene una dilatadísima trayectoria en el ámbito de la responsabilidad social corporativa. Desde 2003 trabaja generosa y eficazmente en las líneas de acción social, asistencia alimentaria y salud. Y conste que, como está de moda exponer en toda exposición, declaro no tener ningún conflicto de intereses con Fundación Alimerka más allá de la admiración y amistad, sentimientos que creo no tienen nada de interesados ni conflictivos.

IMG_1737