La manta

20 Jul

Allá, en algunos lugares de Iberoamérica, denominan manta a una amplia tela, habitualmente de algodón, que entre otras muchas utilidades también puede servir como pancarta. En tales casos la manta suele encabezar las manifestaciones. Así, presenta, reivindica, iguala, hace equipo, y hasta protege, al menos psicológicamente.

En esas ocasiones la manta suele ser elaborada por mujeres, que van añadiendo retal a retal, cada una a su manera y en su turno, el producto de su imaginación, y por tanto de sus sentimientos, con los materiales que tienen más a la mano, formando un conglomerado heterogéneo, de estética diversa, pero que expresa una emoción común.

FullSizeRender-4

Pues bien, esto es lo que Laura Restrepo nos presenta en este libro. Personajes que a retazos,  desde estéticas muy diversas, van conformando una realidad que en alguna medida la construyen y en otra medida mayor los construye a ellos. Y ahí, la autora va profundizando en las circunstancias que van determinando la vida de los personajes. Lo hace desde un detalle y una sensibilidad admirables, al tiempo que mantiene una elegancia lingüística y un ritmo que sin apenas darnos cuenta nos va arrastrando, implicando y, lo que es más importante, emocionando.

Novela de las denominadas corales en la que múltiples voces van relatando su visión de una trama más o menos policiaca, al tiempo que se nos van mostrando realidades que muchas veces nuestra sociedad prefiere no ver, como el mundo intracarcelario o el de los espaldas mojadas, todas ellas agravadas en su padecimiento por el hecho de ser mujer.

Buena literatura que nos entretiene al tiempo que nos instruye y nos da que pensar. En definitiva, más que recomendable.

Escuela Municipal de Salud

11 Nov

IMG_1162

Dentro de las actividades de la Concejalía de Educación, Deportes y Salud, de la que es responsable Dña. Mercedes González Menéndez, hoy a comenzado su andadura en este curso 2015-16 la Escuela Municipal de Salud, que dirige D. José Luis Peralta Álvarez.

La ponencia de hoy ha corrido a cargo de Dña. Yolanda Fernández Pérez, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Central de Asturias, con el título de Cáncer de mama: Mitos, realidades y consejos. La charla tuvo un alto contenido científico que la ponente desarrolló con un lenguaje muy humano, cercano y pedagógico, y que dio lugar a un posterior y muy participativo coloquio, resultando todo ello de un gran valor divulgativo.

La siguiente actividad vendrá lugar el próximo martes, 17 de noviembre, a las 19 horas, en el Auditorio Príncipe Felipe. Estará a cargo de D. Manuel Fernández Ruiz, y llevará por título Aproximación al mundo de la neurología. Deterioros neurológicos.

Jornadas escuela de salud

…en el Campoamor (X): Del este al Walhalla.

20 Sep

IMG_7818

Llega un caminante. Viene del este, herido, derrotado, sin equipaje, pues lo ha perdido todo durante el trayecto. Es acogido en un espacio donde impera la ley del orden, donde todas las fichas están colocadas en su sitio exacto.

Tras diversos avatares su estilo de vida interpela dicho orden. Algunos de los más poderosos se inquietas, discuten y deliberan. Triunfa la opción de que dicho orden debe ser restablecido, aún a costa de que haya que silenciar sentimientos o eliminar seres humanos.

Pero entonces surge el amor y la desinteresada defensa de la vida. Más es inútil, el orden establecido triunfa. La fichas nuevamente se colocan en su sitio. Los sentimientos quedan anulados, y la esperanza de una vida nueva debe huir una vez más hacia el este.

IMG_0228

Todo esto no es algo aparecido en uno de nuestros diarios actuales como relato de lo acontecido a un refugiado. Es una lectura, eso sí muy subjetiva y sucinta, del argumento de La Walkiria, de Wagner, que en una extraordinaria representación pudimos disfrutar recientemente en nuestro Teatro Campoamor, como apertura de su LXVIII temporada de ópera. Es algo escrito en 1870, y basado en poemas épicos del siglo XIII. Si por algo los clásicos son clásicos es porque su vigencia es intemporal, y esa dama tan tozuda que es la Historia insiste una y otra vez en recordárnoslo para que el que quiera oír, oiga.

Esta es, como antes decía, mi muy subjetiva visión. Evidentemente los argumentos wagnerianos tienen infinidad de riquísimos planos, sobre los que se podría estar reflexionando años y paños, pero como ya ríos de tinta se han escrito al respecto, y los que se escribirán!, yo me quedo con este pequeño y pobre suspiro.

IMG_7817

Respecto de los aspectos técnicos de la representación, como siempre remito al mucho más sabio criterio de mi admirado maestro Pablo Siana. Por mi parte, decir que si con algo disfruté, además, por supuesto de la siempre incomparable música de Wagner, fue con la puesta en escena de Michel Znaniecki y el Video Mapping de MOOV, que aportaron una belleza estética que dio frescura y vivacidad a la representación, hasta hacernos olvidar su extensión, siempre uno de los peligros de las óperas wagnerianas, y todo ello aprovechando los actuales recursos técnicos, como Wagner en su tiempo quiso hacer en su amado Bayreuth, y desde una intemporalidad alejada de provocativas extravagancias, cosa muy de agradecer. El juego de las fichas de dominó me pareció extraordinariamente sugerente, y las apariciones de los dos niños en escena aportaban también un punto de ternura muy interesante.

Las voces a un buen nivel, la orquesta, nuestra OSPA, como siempre, a gran altura (qué pasaría si el foso del Campoamor permitiese una más extensa plantilla?), y por supuesto, como se preveia de antemano, extraordinaria la dirección de Guillermo García Calvo.

Se acaba la sesión. Se apagan las luces del teatro. Parece que el anillo sigue a buen recaudo, y el Walhalla en orden y a salvo. La esperanza ha tenido, una vez más, que huir hacia el este. Pero, no olvidemos, el ciclo continúa. El tiempo es largo y esperemos que en la próxima temporada la Ópera de Oviedo nos permita seguir escuchando la Historia. Aprenderemos de ella?

IMG_0800

Pie de página (I): Qué tozuda es la historia!

17 Sep

la foto 1-3

Ediciones Universidad de Salamanca publicó en 2013 en su colección Acta Salmanticensia. Estudios Históricos & Geográficos el muy interesante libro de Luis R. Menéndez Bueyes titulado Medicina, Enfermedad y Muerte en la España Tardoantigua. En el mismo, en su capítulo 2.2.4. Asistencia sanitaria. Hospitales, nos relata textualmente que

“…estas instituciones son consecuencia de los cambios producidos por la aparición de una nueva sociedad enmarcada por los valores cristianos de pobreza y caridad. Por este motivo están presentes en muchas ciudades, especialmente en la zona oriental del Imperio. De esta forma, dando amparo a los viandantes pobres, mediante estos establecimientos se daba una nueva importancia a una clase de inmigrantes hasta ahora invisibles en la sociedad y que ahora cobrará protagonismo…”

la foto 3-2

Más adelante relata que

“..la Vida de ls Santos Padres de Mérida nos informan sobre la construcción por parte del Obispo Masona de un xenodochia en Mérida…y dio orden que los médicos recorriendo sin cesar los alrededores de toda la ciudad, llevarán en brazos al hospital a cualquiera que, siervo o libre, cristiano o judío, encontraran enfermo…y que, con atenta solicitud, se preocuparan de recoger la mitad de todos los bienes del patrimonio de la Iglesia, traídos al palacio por todos los tesoreros , a fin de entregárselos a los mismos enfermos…”

Tal hospital estaría en Mérida en el monasterio anexo a la basílica de Santa Eulalia, que con el tiempo sería patrona de Oviedo.

Ocurría esto a finales del siglo V, y la Historia se empeña en testimoniarlo. Seremos capaces de escucharla y reflexionar?.

la foto 4

Con su permiso (II): Otra jornada de sosiego

30 Ago

Dada la buena experiencia de Gijón, quise repetir el esquema en busca de una jornada de tranquilidad que rompiera con las prisas y los agobios del ritmo cotidiano.

Y para buscar el sosiego, que mejor que la orilla del mar, por lo que dirigí mis pasos al paseo marítimo de Salinas, en el concejo de Castrillón. Allí, al borde de la playa, escuchando el romper de las olas, con el horizonte por referencia, y contemplando las cabriolas en el cielo de las gaviotas y en el agua de multitud de surfistas, encontré el Ewan Food, mixtura de chiringuito y lounge-bar, cómodo, muy atinadamente decorado y organizado, y sobre todo con un personal extremadamente amable y eficaz, donde, por un precio razonable, pude degustar una ensalada nórdica de salmón y una hamburguesa kansas, que sin experimentos extravagantes aunaban la composición clásica con detalles de sabores, texturas y presentación de muy buen gusto. Todo ello lógicamente complementado con la correspondiente cerveza y el café. Recomiendo vivamente la visita a este más que interesante establecimiento.

IMG_7811

Satisfechos estos requerimientos físicos, quedaban los culturales, y estando allí una buena opción era dirigirse a las excavaciones arqueológicas del Palacio de Gauzón, en Raices Viejo, del mismo concejo de Castrillón. Como dice el folleto que nuestras superamables (sic) guías tuvieron la gentileza de entregarnos, es un viaje al pasado asturiano. Esforzada tarea que comenzó en el año 1972, y que desde el 2007 se convirtió en un Proyecto de Excavaciones Arqueológicas estable, auspiciado por el Ayuntamiento de Castrillón y la Consejería de Cultura del Principado de Asturias, que nos permite conocer mejor nuestra historia y nuestras raíces desde el siglo VII, de momento pues quien sabe que otros datos podrán ir apareciendo al continuar las excavaciones.

IMG_0222

Las construcciones allí asentadas alcanzan quizás su máximo esplendor entre los siglos VIII y X con la Monarquía Astur, y especialmente con Alfonso III y su esposa D. Jimena. Recordemos que además de su importante función de vigilancia de la costa, será en este castillo donde se elabore en el 908 y a instancias del citado monarca, la Cruz de la Victoria, símbolo de nuestra tierra.

Vicisitudes posteriores lo llevaron al declive siendo parcialmente desmantelado y abandonado en los siglos XIV y XV.

IMG_0223

Afortunadamente desde hace unos años un abnegado equipo de entusiastas se empeñan año tras año, y superando cualquier tipo de dificultades, en recuperar esta nuestra historia. Es muy de agradecer y de reconocer su tarea, pues profundizar en las raíces de nuestro pasado es la única forma que nos permite intentar construir un futuro mejor para todos. Y la mejor forma de expresar este reconocimiento es la visita  a su Proyecto, que además es gratuita, y nos regala una estupenda jornada de reflexión y de goce interior.

IMG_7825

Reflexiones breves (XV): Honor a un padre de la humanidad: Semmelweis

16 Ago

Un muy inteligente y generoso amigo tuvo la gentileza de regalarme dos estupendos libros de un autor al que, en mi enciclopédica ignorancia, desconocía. Estos libros son Semmelweis, ensayo novelado sobre la biografía de este gran padre de la humanidad, y Viaje al fin de la noche, su novela más famosa al decir de la crítica autorizada.

Dicho autor es Louis-Ferdinand Céline. Por lo que pude leer en ambas obras es un estupendo prosista y un muy apasionado y mordaz pensador. Con un ritmo turbulento, parece que gustaba de vivir siempre contra corriente, sin renunciar a una expresividad extrema, donde de la forma más vitriólica mostraba el lado más esperpéntico y cínico de las personas y de la vida. Su libertad a la hora de desnudar su pensamiento hasta extremos inconvenientes le llevó a ser rechazado en muchas ocasiones, incluso después de muerto. Muy recientemente, en 2011, el gobierno francés fue forzado a cancelar el homenaje que le pretendía rendir, por la fuerte presión de diversos grupos sociales ante sus opiniones antisemitas, a pesar de ser el autor más traducido y más popular, tras Marcel Proust, de la literatura francesa del siglo XX.

400px-L.-F._Céline_c_Meurisse_1932

Los múltiples avatares de su azarosa vida le condujeron por muy variopintos derroteros, incluido el de estudiar medicina bajo la influencia del Dr. Athanase Follet, con cuya hija llegó a casarse, o el de integrarse en la Sociedad de Naciones como experto en cuestiones de higiene, lo que le permitió realizar innumerables viajes a América y Africa.

Tal vez por este motivo, tal vez por otros, quien lo sabe?, en 1936, cuando ya tenía abundante y polémica obra publicada, y se le podía considerar un autor con notoriedad, publica su apasionante y apasionado ensayo sobre la biografía del gran médico húngaro Ignác Semmelweis.

Ignác Semmelweis

Ignác Semmelweis

Podría decirse que Semmelwis y Céline constituían uno de esos episodios de Vidas Paralelas que con tanto éxito Plutarco convertiría en un clásico universal. Ambos defendieron con ardor las ideas de las que estaban convencidos, aún cuando tuvieran que ir en contra no ya de la moral imperante sino incluso del orden y del poder establecidos, llevándoles tal lucha, más en el caso del primero, hasta los aledaños del desequilibrio mental, y en ambos casos a la marginación y a la muerte en la pobreza y el desprecio social, para que posteriormente, cuando ya era demasiado tarde para ellos, fueran reconocidos sus méritos y su grandeza profesional.

Semmelwis llevado de su vocación médica, es decir de su preocupación desinteresada por el bienestar de sus semejantes, supo ver la causa y la solución de una situación trágica que convertida en una auténtica plaga, segaba miles de vidas humanas, sobre todo, y como siempre, entre las mujeres más desfavorecidas, la fiebre puerperal, e implícitamente la vía de transmisión de las infecciones por contacto directo. Pero como la aplicación de la solución por él sugerida atentaba contra el orden establecido en la profesión y los modos de acción de los ostentadores del poder en la misma, que lo consideraba un ataque a su profesionalidad, lo que posteriormente sería admitido como evidencia fue negado, atribuyéndolo al desvarío de un delirante.

Ignaz_Semmelweis_1861_Etiology_front_page

Rechazado y vituperado por todos, moriría internado en un sanatorio mental y prácticamente olvidado. Sin embargo, en la actualidad la medida por él propuesta, el lavado de manos, se repite cientos de miles de veces cada día en todos los quirófanos y dispensarios médicos del mundo, y la profesión que le negó, lo ensalza por la agudeza de su visión clínica, una universidad húngara lleva su nombre, una estatua suya se erige a la entrada del mismo Hospital General de Viena de donde fue expulsado, y la UNESCO celebra el 150 aniversario de su muerte, que se cumplió hace unos días (los autores no se ponen de acuerdo en la fecha concreta).

semmelweis estatue

Como quiera que sea, aprovechemos para rendir un merecido homenaje de reconocimiento y gratitud a tan extraordinario personaje, y para reflexionar y agradecer el sacrificio de tantas y tantas víctimas anónimas como Semmelweis de la ignorancia y prepotencia.

Para finalizar, dado que como alguien dijo lo que gratis se recibe, gratis se debe regalar, a continuación dejo a mis pacientes lectores el enlace a la mencionada biografía, en la seguridad de que su lectura les ha de producir gran satisfacción y le sabrán sacar mucho más provecho del que estas torpes líneas puedan reflejar, junto con la invitación a profundizar y deleitarse en la prosa de Céline.

IMG_0241

Con su permiso.

12 Ago

Como otros años por estas fechas, y van…, cumplo con la gozosa tradición de mi visita a Gijón, de la que el objetivo principal es la mini-exposición que la Fundación Masaveu  hace de alguna pequeña parte de su extraordinaria colección artística, en el pabellón de la Feria Internacional de Muestras.

Mas como no solo de arte vive el hombre, la gozosa tradición comienza en ese otro entrañable establecimiento que es el Parador Nacional Molino Viejo , y más concretamente en su comedor. Media ración de jamón, un lomo de merluza y una copa de vino, en una mesa junto a sus amplios ventanales que permiten el sosiego del parque de Maria Luisa y la compañía de los pavos reales,  cumplen con las más estrictas indicaciones de la dieta mediterránea, y aportan fuerza y alegría añadidas a lo que ha de venir después.

Llegados ya al pabellón de la Fundación Masaveu, podemos disfrutar, como temática central y entre otros objetos, de 10 óleos de pintor asturiano del XVIII Dionisio Fierros, y otro retrato también al óleo de D. Pedro Masaveu Rovira, fundador de la dinastía, y realizado por el catalán Jose María Marqués García.

Tomada del catálogo de la exposición

Tomada del catálogo de la exposición

Como bien explica el excelente catálogo que, como habitualmente, la Fundación publica con motivo de la exposición, Dionisio Fierros nace en Ballota (Cudillero) en 1827, manifestando ya de muy joven su afición por la pintura, que continúa desarrollando en Madrid a donde se había trasladado con el noble afán de ganarse la vida trabajando honradamente.

Al conocer sus habilidades artísticas, son sus patrones, los marqueses de San Adrián los que le protegen hasta el punto de facilitarle su ingreso en el taller de José de Madrazo, dentro del propio Museo del Prado, del que este era director. Posteriormente será el primer asturiano que acude a las clases de la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En 1858 obtiene un clamoroso éxito en una exposición celebrada en la Sociedad Económica de Amigos del País, en Galicia, a la que había concurrido animado por su amigo Jenaro Pérez Villamil, y esto le estimula para concurrir a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1860, donde fue la revelación del certamen y obtuvo una medalla de primera clase.

Posteriormente su trayectoria estuvo siempre jalonada por los éxitos artísticos, y sus triunfos sociales, que le permitieron llevar en todo momento una vida desahogada.

Tomada del catálogo de la exposición

Tomada del catálogo de la exposición

Fierros coincide con Pedro Masaveu Rovira en sus peripecias biográficas, su impulso para la emigración, su valentía al tomar decisiones difíciles, su tenacidad y su triunfo final. Por todo ello, también coinciden en esta exposición.

Tomada del catálogo de la exposición

Tomada del catálogo de la exposición

Del resto de objetos de la exposición, medallas, muebles, documentos, etc., me parecen destacables los que muestran la extraordinaria afición por la música, y también un bronce de Auguste Rodin de Los burgueses de Calais.

Y después de esta maravillosa experiencia, que más se podía pedir?. Pues rematarla con un atardecer musical. Y que mejor oportunidad que gozar de una de las actividades del Festival de Verano. Oviedo 2015 en el extraordinario marco del Claustro de Museo Arqueológico.

la foto 1

Pues allí dirigí mis pasos, y a fe que el Duo Extremis (Andrés Fernández, oboe, y Omar Majbour, piano) no me defraudaron. Desde la plenitud romántica de Schumann hasta la estimulante contemporaneidad de Gilles Silvestrini, pasando por la inquietante aparente serenidad de Tchaikovsky, y sobre todo por la emocionante creatividad del propio Omar Majbour, la música amplificaba nuestras ensoñaciones, que junto a las nubes volaban a través de los arcos del maravilloso Claustro, por encima de la torre de esa Catedral que es ancla de la historia y cultura de la ciudad, sabe Dios hasta donde.

Para más precisos y provechosos detalles del concierto, aconsejo a mis pacientes lectores que estén atentos al siempre enjundioso blog de mi amigo y maestro Pablo Siana, y donde a buen seguro no tardará en aparecer la referencia al día de hoy.

la foto-25

 Al salir me encontré con Fray Benito, meditabundo. Más de 300 años lleva en la ciudad, para nuestro ejemplo y estímulo. Le pregunté por sus cuitas. Seguro que me contestó en detalle, aunque yo no supiera escucharlo. Quizás reflexionaba sobre lo vivido, quizás se preparaba para lo por vivir. Habré de meditarlo en sus obras. De todos modos le di las gracias por su constante compañía, y allí lo dejé, cuidando de nuestra psicología.

la foto 2

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores