Zaragoza, una ciudad acogedora.

8 Dic

Zaragoza es la capital del viejo Reino de Aragón, y por eso inexcusablemente ha de ser una ciudad que encierra mucha sabiduría, y mucho arte como expresión de la misma.

Alacón (Teruel)

Alacón (Teruel)

unknown2

Desde que estas imágenes fueron producidas allá en el Neolítico, cuando aún no existía Aragón como territorio administrativo, mucho ha llovido.

Ya la Salduie de los íberos se había convertido en un verdadera capital, con importancia política y económica, llegando a acuñar moneda propia; y  en ella posteriormente los romanos, que la transformaron en su Caesaraugusta, encontrarían aliados al punto que la aristocracia local forma parte de escuadrones de caballería como en los contingentes militares romanos.

Múltiples muestras de un fecundo proceso de romanización se conservan aún el la ciudad.

No sería hasta que tras conquistarla Alfonso I El Batallador en 1118 se convierta en la capital del Reino de Aragón y sede en la que se coronen los reyes de la Corona de Aragón. Mucha historia hay antes de eso, y mucha historia también la hay después. Es por ello que múltiples son los vestigios históricos de interés que se pueden visitar, algunos de los cuales iremos citando sin ningún orden ni concierto preconcebidos, que en ocasiones no son necesarios en estos menesteres.

El MUSEO DE ZARAGOZA en su edificio de la Plaza de los Sitios , número 6, que es al que nos vamos referir, alberga una gran cantidad de fondos que permiten un viaje a través del tiempo desde la Prehistoria hasta nuestros días, en las Secciones de Arqueología y Bellas Artes. Estos fondos proceden originariamente de los de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, que se han ido incrementando con generosas o naciones y depósitos de numerosas instituciones y depósitos.

La selección del mes.

29 Nov

1557044

Aclaremos rápidamente el asunto para no crear equívocos. No se trata de que este disco se haya publicado recientemente como novedad. Se trata de un disco que, como se puede deducir de la portada, es ya bastante añejo, pero  que durante este mes he escuchado con mayor asiduidad.

Aclarado este asunto digamos que contiene dos conciertos para piano de Beethoven. En primer lugar el nº 5, en mi bemol mayor, op. 73, el famoso “Emperador”, y a continuación el nº 2, en si bemol mayor, op. 19, y que, como sabemos, realmente es el primero que escribió el genio de Bonn.

Podríamos calificarlo de un disco valiente, fundamentalmente por su estructura. Somete a la consideración del oyente sendos conciertos de dos épocas distintas de Beethoven; uno, el nº 2, de la primera, iniciado en 1794 e interpretado por primera vez en marzo de 1795, cuando predominaba el Beethoven intérprete, que pretendía llegar a la cumbre de los pianistas, sobrepasando a la pléyade de ellos que en aquellos días poblaban Viena, y otro, el nº 5, de su segunda época, compuesto en 1809 y estrenado en noviembre de 1811, cuando ya el genial compositor estaba en todo su apogeo. Incluso, del primero el propio autor llegó a hablar con un cierto desprecio, manifestando que no se trataba de una de sus mejores obras, mientras que del segundo se sentía orgulloso, hasta el punto de no permitir que su editor lo denominase con otro nombre que no fuera “Gran Concierto”.

Y, sin embargo, así las cosas, los intérpretes los colocan juntos, con el riesgo de la comparación, y yendo aún más allá, colocan en primer lugar al Emperador, y luego al que fue minusvalorado por su propio autor. Pero claro, eso pueden hacerlo tres genios como son Ashkenazy, Sir Solti y la Sinfónica de Chicago. En una interpretación que si en el Emperador se pone de manifiesto toda la grandiosidad, magnificencia y belleza conceptual, la “arquitectura beethoveniana”, que todo el mundo le admira, al nº 2, lo convierten en una obra primorosa, de una belleza estética admirable, con un segundo tiempo que es un gozo de sutileza, intimismo y romanticismo.

Retrato de Ludwig van Beethoven.- Joseph Willibrod (1804)

Retrato de Ludwig van Beethoven.- Joseph Willibrod (1804)

En ambos casos Ashkenazy alcanza un asombroso dominio de las dinámicas, consiguiendo en ocasiones momentos de gran introspección y lirismo, con pianísimos cristalinos y con un punto dulces, para posteriormente derrocharse en esa magnificencia ya comentada, en un torrente de sentimientos puramente románticos. Sir Solti conduce esa máquina perfecta que siempre fue la Sinfónica de Chicago, consiguiendo una concertación milimétrica con el solista en ese continuo carrusel sentimental.

Este diálogo de los dos conciertos, que van desde las reminiscencias del clasicismo del nº 2 al pleno romanticismo del nº 5 nos permite contemplar al artista genial que quiso romper la rigidez de las formas y abrir ventanas a inmensos horizontes de libertad. Fue persona que vivió etapas convulsas, de finales del s. XVIII y principios del s. XIX (Revolución, auge y caída de Napoleón, Congreso de Viena, ascensión de la burguesía, irrupción de la ideología liberal, revolución industrial), y que siempre desde su arte supo responder a un compromiso social, apostando por la transformación radical de los fundamentos estéticos, y buscando el discurso en el colorido tímbrico que reflejase sus estados de ánimo, como anteriormente reseñábamos, con un piano, su instrumento favorito, que bucea en su intimidad y una orquesta que prolonga la expresión de sus aspiraciones monumentales.

Este artista genial y comprometido, que en 1792 se instala definitivamente en Viena, realiza estudios universitarios, con especial querencia por la filosofía, y entra en contacto con ideales revolucionarios y republicanos que siempre defendió, es también hijo de su pasado, de unas ideas que tienen sus antecedentes en décadas anteriores, donde los artistas se esfuerzan en romper moldes y convenciones.

Esta época del XVIII en la que  la burguesía ilustrada en auge se esfuerza en la búsqueda del progreso y de un mundo más racional, cuestionándose ideas y estéticas, podría ofrecernos multitud de textos y autores para maridar con nuestro disco. Por no ser menor entre todos ellos, y por proximidad, se me viene a la mente nuestro paisano D. Gaspar Melchor de Jovellanos, nacido en Gijón en 1744. Y de su muy fecunda producción literaria, su Elogio de las Bellas Artes, discurso pronunciado en Real Academia de San Fernando en 1781. Contaba por entonces Beethoven 11 años. Ya había realizado su primera actuación en público, y publicado su primera composición. Al año siguiente dejará la escuela, y 2 más tarde obtendría su primer empleo en la orquesta de la corte del príncipe de Colonia, Maximiliano Francisco.

filename-1-26

D. Gaspar Melchor, hombre de visión enciclopédica en las dos acepciones que el DRAE concede al término, fue no solo un teórico, porque no le dejaron ser práctico, de la reforma (Informe sobre la Ley Agraria, Informe sobre espectáculos, Exposición al Príncipe de la Paz como respuesta a once puntos sobre instrucción pública en España, Informe sobre la reforma de cárceles, etc., etc.sino también un literato, con composiciones teatrales y poéticas de mayor o menor fortuna y libros de viajes, además de sus múltiples escritos e informes de orden pedagógico, económico, etnográfico, jurídico o político.

Y sintió una especial preocupación por el arte, de la que el librito que comentamos, pequeño en tamaño pero muy grande en contenido, es una muestra, y que, como citamos anteriormente, fue encargado por la Academia de San Fernando, de la cual era miembro de número, lo mismo que de las de Historia y de la Lengua.

En el prólogo de dicha obra, D. Javier Portús Pérez la considera un texto fundamental para la historiografía del arte español, puesto que, en sus palabras, es la primera vez que se superan esquemas estrictamente biográficos, y se pone la pintura en relación con fenómenos de órdenes sociales diversos que configuran la experiencia histórica, dando lugar al nacimiento del concepto moderno del arte en España.

220px-francisco_de_goya_y_lucientes_-_gaspar_melchor_de_jovellanos

Y a quien asignamos el maridaje pictórico?. Instintivamente, máxime escribiendo estas líneas desde Zaragoza, pienso en Goya. Con ambos genios anteriormente citados comparte su sentido ilustrado y su profundo compromiso social. Con Jovellanos comparte el hecho de haberlo retratado en más de una ocasión, así como lo que hoy en día Facebook denominaría amigos comunes; y con el músico genial anecdóticamente compartiría la sordera, lo que sin duda a ambos condicionaría sus caracteres y ese punto hosco y de difícil sociabilidad.

Dicho esto, que cuadro escogeríamos de Goya?. Difícil tarea tanto por la gran calidad de toda su, además, cuantiosa producción como porque son infinidad los que cumplen los requisitos antes señalados. pero como me veo obligado a señalar uno, me quedo con El perro semihundido.

goya_dog

Cuadro que forma parte de sus Pinturas negras procedentes de las paredes de la Quinta del Sordo; siempre resulta misterioso para cualquier observador.

Aquel joven que se sabía artista, y que quería alcanzar la fama, se lanzó a la aventura, y sin apenas recursos se fue a Italia a empaparse del arte de sus predecesores. Allí ya alcanza una mención especial del jurado en un concurso de Parma con el cuadro Anibal contempla por primera vez Italia desde los Alpes, que, por cierto en la actualidad está en el museo asturiano de la Fundación Seldas-Fagalde, en El Pito (Cudillero).

img_4935

A su vuelta a Zaragoza se dedica a la pintura religiosa, lo que le proporciona importantes beneficios económicos y un sólido prestigio profesional. Por eso y por la influencia de su cuñado Bayeu es llamado a la corte, y en Madrid alcanza las máximas cotas de éxito artístico, a lo que no es ajena por cierto, entre otros factores, su amistad con Jovellanos.

Pintor de gran perspicacia psicológica en sus retratos, es también un mordaz notario de su  sociedad con las series de grabados y un decidido y valiente denunciante de los desastres de la guerra, tanto con la serie de grabados del mismo nombre como con los cuadros referentes a los sucesos de mayo de 1808.

No ajeno a dificultades socio-políticas y económicas en el periodo de la Restauración, tanto por sus pensamientos como por los círculos de amistades en los que se movía, quizás alcance su cumbre artística en el Trienio Liberal con las Pinturas negras, que, como decíamos, decoraban su Quinta del Sordo y de las que El perro semihundido, era una de ellas, y en la que desde el punto de vista estético se acerca incluso a la abstracción, y desde el punto de vista de su contenido nos sumerge en todo un posible proceso interpretativo psicoanalítico.

img_4933

Tres inteligentes personas que comprometieron su vida en la búsqueda de su verdad y de la belleza, y que con ello contribuyeron a facilitarnos que sea un poco más fácil habitar este duro mundo. Gratitud y honra para su memoria.

Otras referencias:

http://www.beckmesser.com/entrevista-con-solti-recuperada/

https://www.youtube.com/watch?v=VJ2uv6RhN3Q

https://www.museodelprado.es/actualidad/exposicion/metapintura-un-viaje-a-la-idea-del-arte/1d0500f9-5f3c-4ad0-a345-5626e65fa702

http://www.temasdepsicoanalisis.org/perro-semihundido/

Una excelente exposición en el Museo de Bellas Artes de Asturias.

10 Nov

sin-titulo

Una de las suertes de Oviedo es poder disfrutar de nuestro Museo de Bellas Artes, cuya entrada, además, es gratuita. Y que en esta ocasión nos regala una estupenda exposición sobre la Colección Cubista de Telefónica.

La Colección de Arte de Telefónica está formada a su vez por otras diferentes  que se componen de obra pictórica, escultórica, fotográfica y en papel de artistas tanto nacionales como internacionales. A saber:

  • La Colección de Arte Español Moderno y Contemporáneo,  con un total de 84 piezas entre pinturas, dibujos y esculturas, con autores entre los que destacan  Antoni Tàpies, Eduardo Chillida, Juan Gris, Luis Fernández o Pablo Picasso.
  • La Colección Telos, con 418 obras sobre papel de 43 artistas españoles contemporáneos como Antonio Saura, Eduardo Úrculo, Hernández Pijuan o Luis Feito, entre otros.
  • La Colección de Fotografía Contemporánea,  con 276 piezas de 48 autores de todas las procedencias, como Cindy Sherman, Andreas Gursky, Axel Hütte o Bleda y Rosa.
  • Archivo Histórico Fotográfico y Fílmico de Telefónica,  y por último, pero no por ello la menos importante,
  • La Colección de Arte Cubista,  con un total de 41 cuadros cubistas del periodo 1912-1933, pertenecientes a 19 autores como Albert Gleizes, André Lhote, María Blanchard, etc., agrupados en torno a un conjunto de 11 obras del pintor español Juan Gris.

img_0016_2

En la actualidad, la Colección de Arte Cubista está cedida durante 5 años al Museo Reina Sofia mediante un convenio de depósito renovable que se formalizará el próximo mes de abril.

Curiosamente esta valiosa colección no dispone de ningún Picasso, que sí está representado en la de Arte Español Moderno y contemporáneo, ni tampoco de ningún Braque, otro de los fundadores del movimiento. Como se comenta en el programa de mano de la exposición que citamos, esta colección surgió con la intención de cubrir un vacío en las colecciones españolas sobre este movimiento detonante de las vanguardias. Formada en torno a Juan Gris, propone una visión complementaria a la de la historiografía tradicional.

img_0018_2

El considerado tercer gran nombre del movimiento se incorpora a él, algo tardíamente, llevado por su admiración por Picasso. Pero por contra continuará trabajando en el mismo más tiempo, cuando tanto Braque, por motivos de la Gran Guerra, como Picasso por adoptar nuevas tendencias, iban abandonando ya el cubismo. Su estilo entonces es más colorista, lo que quizás añadiese una nueva etapa a las clásicas analítica y sintética.

La exposición, con diez piezas de Gris, se complementa con las de otros artistas parisinos contemporáneos, así como con la expansión alcanzada a artistas españoles y latinoamericanos, además de algunos libros y cartas, también de interés para comprender las influencias del movimiento.

De visita más que recomendable, estará abierta hasta el próximo 8 de enero.

Otras referencias:

  • Exposición “Cubismo y guerra. El cristal en la llama”. Museo Picasso, Barcelona. http://www.museupicasso.bcn.cat/ca/exposicions/temporals/cubisme-i-guerra/es
  • Cubismo en el campo de batalla. Po Manuel Antón. Revista Descubrir el Arte. Noviembre, 2016. Pag. 44
  • George Braque. Catálogo de exposición en Guggenheim Bilbao (2014)
  • Juan Gris. Pinturas y dibujos 1910 – 1927. Catálogo (2 vol.) de exposición en Museo Nacional “Centro de Arte Reina Sofía” (2005)

 

Esa gran maestra que es la vida…

22 Oct
La piedra de Sísifo

La piedra de Sísifo

Recientemente, tanto como en la entrada anterior, reflexionaba sobre la teoría de la necesidad de una cara y una cruz en la vida, y hablaba de esos momentos maravillosos que vienen a ser la cara de la moneda. Pues bien, esa vida a la que me refería, como  gran maestra que es, rápidamente me imponía un ejercicio práctico: una de las personas más queridas por mí sufría una contrariedad laboral, que le causaba gran desilusión y tristeza, y consiguientemente mi ánimo también se afectaba.

Afortunadamente esa persona tiene su armazón ideológico y emocional sólidamente enraizado en valores positivos y sinceros, y tras el lógico impacto emocional y el reposo del acontecimiento, agradece el apoyo recibido, y hace el propósito de sacar  ánimos para seguir esforzándose y trabajar sin miedo al fracaso, considerando que es de este del que se aprende.

Aseguraba el clásico que La vida es breve, el arte largo, la ocasión fugaz, la experiencia confusa, el juicio difícil. Quien así lo asume, y lo hace con serenidad, sabe que nada se logra sin esfuerzo.

A esa querida persona le queda, si Dios quiere, mucho futuro por delante, muchas lecciones por aprender, y estoy seguro que muchos éxitos por conseguir, puesto que la carrera de la vida no la gana quien menos veces se cae sino quien más veces se levanta tras la caída.

img_3929

Esas cosas buenas de la vida (I)

9 Oct

Lo mismo que las monedas para que sean de curso legal, la vida tiene que tener su cara y su cruz. No es menos cierto que nadie ha dicho que la vida, en este sentido lo mismo que en cualquier otro, haya de ser equitativa, y mucho menos justa. De hecho probablemente su característica fundamental sea la de ser profundamente injusta.

Sin embargo, como dice el maestro Serrat, de vez en cuando la vida toma conmigo un café. En el caso que me ocupa, es decir en el mío, hasta toma una copa de cava (que lo prefiero al champán), y además con una inmerecida frecuencia.

Es por ello que me he propuesto ser consciente y agradecerle a la vida todos esos inmerecidos regalos, y para que no se me pierda su memoria, ir reflejándolos en mi bitácora.

Y qué mejor modo de empezar que recordando un día cargado de emociones y simbolismos?. El día de la boda de mi hija mayor, el día en que la acompañe al altar como padrino, compartiendo con ella sentimientos, alegrías y esperanzas. Feliz porque testimonia unos valores que traté de mostrarle y que ella hace trascender.

Gracias a ambas,  a la vida y a mi hija por ello.

img_4072

La manta

20 Jul

Allá, en algunos lugares de Iberoamérica, denominan manta a una amplia tela, habitualmente de algodón, que entre otras muchas utilidades también puede servir como pancarta. En tales casos la manta suele encabezar las manifestaciones. Así, presenta, reivindica, iguala, hace equipo, y hasta protege, al menos psicológicamente.

En esas ocasiones la manta suele ser elaborada por mujeres, que van añadiendo retal a retal, cada una a su manera y en su turno, el producto de su imaginación, y por tanto de sus sentimientos, con los materiales que tienen más a la mano, formando un conglomerado heterogéneo, de estética diversa, pero que expresa una emoción común.

FullSizeRender-4

Pues bien, esto es lo que Laura Restrepo nos presenta en este libro. Personajes que a retazos,  desde estéticas muy diversas, van conformando una realidad que en alguna medida la construyen y en otra medida mayor los construye a ellos. Y ahí, la autora va profundizando en las circunstancias que van determinando la vida de los personajes. Lo hace desde un detalle y una sensibilidad admirables, al tiempo que mantiene una elegancia lingüística y un ritmo que sin apenas darnos cuenta nos va arrastrando, implicando y, lo que es más importante, emocionando.

Novela de las denominadas corales en la que múltiples voces van relatando su visión de una trama más o menos policiaca, al tiempo que se nos van mostrando realidades que muchas veces nuestra sociedad prefiere no ver, como el mundo intracarcelario o el de los espaldas mojadas, todas ellas agravadas en su padecimiento por el hecho de ser mujer.

Buena literatura que nos entretiene al tiempo que nos instruye y nos da que pensar. En definitiva, más que recomendable.

Escuela Municipal de Salud

11 Nov

IMG_1162

Dentro de las actividades de la Concejalía de Educación, Deportes y Salud, de la que es responsable Dña. Mercedes González Menéndez, hoy a comenzado su andadura en este curso 2015-16 la Escuela Municipal de Salud, que dirige D. José Luis Peralta Álvarez.

La ponencia de hoy ha corrido a cargo de Dña. Yolanda Fernández Pérez, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Central de Asturias, con el título de Cáncer de mama: Mitos, realidades y consejos. La charla tuvo un alto contenido científico que la ponente desarrolló con un lenguaje muy humano, cercano y pedagógico, y que dio lugar a un posterior y muy participativo coloquio, resultando todo ello de un gran valor divulgativo.

La siguiente actividad vendrá lugar el próximo martes, 17 de noviembre, a las 19 horas, en el Auditorio Príncipe Felipe. Estará a cargo de D. Manuel Fernández Ruiz, y llevará por título Aproximación al mundo de la neurología. Deterioros neurológicos.

Jornadas escuela de salud